Asegure la disponibilidad en entornos laborales ante la contingencia ambiental

1 princ

Exige aún mayor garantía de que no habrá interrupciones. En el mercado han existido desde años atrás herramientas para el respaldo tradicional de datos y aplicaciones pero que actualmente ya no proporcionan el nivel adecuado de protección. Los empleados se enfrentan a retos que exigen que el almacenamiento, la protección y el acceso a los datos estén garantizados en todo momento, en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo.

“Implementar home office de forma exitosa y sin contratiempos es posible a la vez que se garantiza ser una empresa permanentemente activa, Always-On Enterprise”

1 Transformación digital: impulsando las compañías e industrias en Latinoamérica en 2016; Ricardo Villate, Vicepresidente La ciudad de México vive actualmente una situación en donde los altos índices de contaminación obligan a la sociedad a adaptarse a nuevas formas de vida, tal es el caso del “Hoy no circula”, lo que de cierta forma es una limitante para que algunas personas se puedan desplazar a sus lugares de trabajo; esta medida está impulsando a las empresas a ser creativas y flexibles y considerar de manera más formal, el modelo de “home office” o trabajo remoto, dado los beneficios que se pueden obtener, y es que sin importar el lugar, el horario o los dispositivos con que los empleados trabajan, la continuidad del negocio no debe estar en juego.

Recientemente IDC incluyó dentro de sus predicciones que durante 2016 un 45% de las compañías en la región de Latinoamérica alineará sus esfuerzos de TI y de las líneas de negocio, hacia una estrategia definitiva de movilidad1. El estilo de trabajo móvil depende de las herramientas tecnológicas como son las conexiones de banda ancha y los datos móviles, así como soluciones de acceso remoto llamadas redes privadas virtuales (VPN Virtual Private Network), con lo cual los empleados pueden conectarse desde cualquier punto del mundo a la red interna de las empresas y trabajar como si estuvieran en sus escritorios.

Implementar este modelo de trabajo sin sacrificar la continuidad del negocio y operar 24/7, implica contar con una infraestructura que permita brindar a los empleados un acceso continuo a datos y aplicaciones para poder tomar decisiones desde cualquier lugar y en cualquier momento. Al tener un mayor número de personas conectadas remotamente, los sistemas se vuelven indispensables y a la vez vulnerables, por lo que los departamentos de TI deben asegurar que sin importar el número de empleados conectados, los datos y las aplicaciones no se verán afectados.

De acuerdo al Reporte de Disponibilidad 2016 presentado por Veeam, 15 veces al año las organizaciones experimentan caídas de sus aplicaciones con una duración promedio de 2 hora para misión crítica y de 5 horas para misión no crítica2.

Las organizaciones tardan 2 horas en recuperar aplicaciones de misión crítica y 6 horas para el caso de misión no crítica. A pesar de que estas caídas ocurren sin importar el lugar desde el que se está operando, el trabajo remoto de IDC Latinoamérica; diciembre 2015

2 Reporte de Disponibilidad 2016

El mismo reporte muestra que 84% de los CIOs concuerdan en que existe una brecha de disponibilidad en sus Centros de Datos que no les permite lograr cubrir los requerimientos de los usuarios finales y lograr estar Always-On. Necesitarían en promedio RTOs (objetivos de tiempo de recuperación) de 1 hora y RPOs (objetivos de punto de recuperación) de 3 horas o menos para cerrar la brecha de disponibilidad de datos; para ello los empresarios comienzan a integrar soluciones de disponibilidad desarrolladas con tecnología que permite crear copias de seguridad y restaurar el total de la máquina virtual (VM) cada 15 minutos.

Las soluciones de disponibilidad actualmente ofrecen servicios de TI más rápidos y eficientes: recuperación de alta velocidad garantizada de cada archivo, aplicación o servidor virtual cuando sea necesario; protección verificada, garantizando la flexibilidad empresarial a través de pruebas de respaldo automático y recuperación de desastres (DR) sin afectar su entorno de producción; aprovechamiento de los datos y los entornos de respaldo para probar el desarrollo de nuevas aplicaciones, mitigación del riesgo de falla y; una visibilidad completa, con un monitoreo proactivo y alerta de los incidentes antes de que afecten las operaciones.

Reducir el impacto de la contingencia ambiental requiere de la participación de todos. Las empresas ya no tienen que preocuparse por la continuidad de sus negocios sin importar la ubicación de los empleados, trabajar desde casa o algún otro punto del mundo, las soluciones de disponibilidad cumplen con todos los requisitos para asegurar la continuidad de la operación 24/7. Implementar home office de forma exitosa y sin contratiempos es posible a la vez que se garantiza ser una empresa permanentemente activa, Always-On Enterprise. 

Por Jonathan Bourhis, director general de Veeam México

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

5 claves para implementar un plan de crisis en su PyME …

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario