México se mantiene, pero debe estar preparado ante difícil entorno global

2 princ

México está altamente integrado con la economía global y los mercados financieros, y por ello también, expuesto a una débil demanda externa y alta volatilidad del mercado, particularmente en Estados Unidos. Su sólida estructura de políticas públicas destaca ante sus pares en América Latina y provee un importante amortiguador que reduce, pero no elimina, el efecto negativo de los vientos en contra externos.

“El debilitamiento de la confianza empresarial en México es consistente con las crecientes preocupaciones sobre las condiciones económicas actuales y futuras, y apunta a un menor crecimiento de la inversión empresarial”

El espacio para políticas contra cíclicas es limitado y podrían ser necesarias reformas adicionales en un escenario prolongado de débil crecimiento global.

Puntos clave de este reporte:

Política fiscal de México y una débil demanda externa restan dinámica al crecimiento

El crecimiento económico de México se mantiene moderado, pero los riesgos de una desaceleración han aumentado. El crecimiento de las exportaciones se ha desacelerado y es poco probable que repunte dado el estancamiento de la demanda de Estados Unidos.

El beneficio inicial de las reformas estructurales ha comenzado a desvanecerse y el crecimiento de la inversión reduce la velocidad. El petróleo barato está limitando el impulso potencial de la reforma energética y forzando una mayor disciplina fiscal, que limita la demanda doméstica. El consumo privado ha sido muy resistente hasta ahora, pero un crecimiento más débil del ingreso real este año podría quitarle dinamismo.

El gobierno pronostica un crecimiento de 2.6-3.6% este año, comparado con la estimación más conservadora del banco central en 2.0-3.0%. El Fondo Monetario Internacional redujo su crecimiento recientemente a 2.4% de 2.6%.

Los servicios en México pierden fuerza, aun así superan a la manufactura

Los servicios deberían mantenerse como el sector más dinámico de la economía mexicana, pero es probable que el crecimiento se modere, en línea con la desaceleración de la demanda doméstica. El sector de telecomunicaciones sigue beneficiándose de las reformas, pero una desaceleración es probable después del fuerte salto del año pasado.

Al mismo tiempo, los sectores transables, especialmente manufactura, deberían beneficiarse de un tipo de cambio más competitivo, aunque el crecimiento aun depende en buena parte de la fortaleza de la demanda en EE.UU.

Es probable que el sector de la construcción también se desacelere, ya que una política fiscal más estricta y una débil inversión son importantes vientos en contra. A pesar del potencial generado con las reformas, es probable que el sector petrolero siga sufriendo, en línea con los bajos precios de las materias primas y la caída de la producción.

Ingreso de los hogares se enfrenta a vientos en contra en empleo e inflación

Es probable que una menor creación de empleos y una mayor inflación debiliten el crecimiento del ingreso real de los hogares mexicanos. Esta perspectiva es consistente con la evidencia del deterioro de las expectativas del consumidor y pronósticos de crecimiento del consumo privado y del sector servicios más moderados.

El ingreso de los hogares proveniente de las remesas que envían los mexicanos en el exterior podría seguir siendo un viento a favor, ya que la depreciación del peso ayuda a compensar cualquier riesgo a la baja.

Desempleo podría estancarse, limitando el crecimiento de los salarios

La debilidad en los sectores de manufactura y construcción, junto con una actividad más moderada en los servicios, apunta a una creación de empleos más lenta. Este panorama es consistente con la caída en el componente de expectativas de empleo en las encuestas de confianza empresarial.

“El traspaso de la depreciación del peso ha sido reducido y sobre todo, limitada a los precios de los bienes transables, con un limitado contagio a los bienes no transables o servicios”

La tasa de participación muestra que hay espacio para una mayor oferta en el mercado laboral, y junto con una menor creación de empleos, implicaría que es poco probable que el desempleo siga cayendo y las presiones de crecimiento de los salarios deberían mantenerse limitadas.

Una menguante confianza empresarial debilita el ritmo de la inversión de México

El debilitamiento de la confianza empresarial en México es consistente con las crecientes preocupaciones sobre las condiciones económicas actuales y futuras, y apunta a un menor crecimiento de la inversión empresarial.

Las reformas y la consolidación de ventajas competitivas han atraído montos significativos de inversión, y los proyectos que ya están en marcha implican que la inversión en el país todavía tiene algo de impulso. En petróleo y energía, la inversión todavía tiene espacio para crecer, pero los bajos precios del crudo y las dificultades en Pemex se mantienen como obstáculos considerables.

Déficit de la cuenta corriente relativamente alto, pero manejable

Menores importaciones deberían ayudar a estabilizar el déficit comercial de México, pero mayores exportaciones son necesarias para reducir la brecha. Es poco probable que las exportaciones, que en gran medida incluyen envíos de bienes manufacturados, repunten hasta que la demanda de Estados Unidos retome fuerzas.

El ingreso por exportaciones petroleras es mucho menor que el recibido por ventas de manufacturas, pero también han afectado las cuentas externas, ya que los volúmenes de exportación siguen cayendo y los precios se mantienen bajos. Una caída en las importaciones de bienes intermedios, altamente correlacionados con las exportaciones de manufacturas, y una demanda doméstica más débil, están reduciendo las importaciones totales y contribuyendo a mejorar la balanza comercial.

El déficit de la cuenta corriente se ha ampliado y podría permanecer en niveles más altos que en años anteriores. Pagos de intereses más altos, en línea con el mayor volumen de deuda externa explican una brecha externa más amplia y son una de las razones por las cuales es poco probable que disminuya. Las remesas de los trabajadores en el extranjero han sido más resistentes, evitando un déficit aún más amplio.

La inflación alcanzará el punto medio del objetivo de Banxico, y se mantendrá en el rango oficial

La inflación podría superar el punto medio del objetivo del Banco de México al tiempo que se mantiene en el rango oficial de 3% (+-1 punto porcentual). Una mayor inflación anual sería principalmente un resultado del efecto base de menores precios en los servicios de energía y telecomunicaciones el año pasado.

El traspaso de la depreciación del peso ha sido reducido y sobre todo, limitada a los precios de los bienes transables, con un limitado contagio a los bienes no transables o servicios.

“Las potenciales salidas de capital de grandes tenedores extranjeros de activos en renta variable y renta fija son uno de los mayores riesgos. La alta volatilidad del mercado ya ha reducido de forma considerable las nuevas inversiones de cartera, pero una política económica responsable ha prevenido salidas de capital significativas, hasta ahora”

Las presiones de demanda sobre los precios posiblemente sigan siendo limitadas, en línea con una moderada inflación subyacente y los pronósticos de crecimiento y demanda doméstica débiles. Un banco central proactivo, indexación de una menor inflación el año pasado y holgura en el mercado laboral y la economía, mantienen las expectativa inflacionarias alineadas con el objetivo oficial.

Política monetaria de México se mantiene acomodaticia después de las alzas

Las condiciones monetarias de México siguen siendo acomodaticias después de las alzas de las tasas de interés en diciembre y febrero. Unas expectativas inflacionarias bien ancladas y una brecha de producción negativa apoyarían mantener sin cambios la política monetaria actual, pero es probable que haya ajustes adicionales este año. El banco central está preocupado principalmente por la estabilidad financiera y los riesgos de posibles salidas de capital, y las amenazas adicionales de la depreciación del peso que podrían presionar a los precios.

Las alzas a las tasas de interés son más probables si se dan nuevos aumentos en las tasas de interés en los Estados Unidos o si el peso se continúa depreciando.

Compromiso con responsabilidad fiscal limita los temores del mercado

El gobierno proyecta que el déficit fiscal del sector público de México caiga a 3.0% del PIB este año, de un 3.5% en 2015. Los ingresos del sector público están por debajo de las proyecciones presupuestarias, principalmente a causa de menores ingresos petroleros y tributarios. El gobierno ya ha anunciado recortes al gasto adicionales a aquellos inicialmente incluidos en el presupuesto, y podrían necesitarse más ajustes para mantenerse alineados y alcanzar el objetivo fiscal.

En el corto plazo una política fiscal más ajustada no contribuye al crecimiento, pero el gobierno estima que la alternativa de un déficit más alto tendría consecuencias negativas y un costo mayor.

Los requerimientos de financiamiento del sector público siguen siendo manejables y no generan preocupaciones significativas. El acceso a mercados de capitales externos sigue abierto y hay espacio para mayor financiamiento en los mercados locales si es necesario.

Déficit, Depreciación e Inflación se combinan para impulsar los niveles de la deuda de México

El déficit fiscal de México y la perspectiva de crecimiento son consistentes con el aumento de la deuda pública este año. La depreciación del Peso y una mayor inflación también contribuyen a una mayor deuda en términos absolutos y relativos.

A pesar del aumento, los niveles de deuda deberían mantenerse consistentes con sus pares que tienen calificaciones de crédito similares y reducir el riesgo de bajas en la calificación. La deuda de México tiene una calificación BBB+ con perspectiva estable por parte de S&P y Fitch, mientras Moody’s la considera A3 y cambió su perspectiva a negativa, de estable, en marzo.

Participación extranjera en acciones y deuda mexicana, el riesgo es que haya salidas

La inversión extranjera directa en México está siendo respaldada por proyectos en marcha y compromisos previos, juntos, con el financiamiento disponible en mercados de capital externos cubren la mayor parte del déficit de la cuenta corriente.

Las potenciales salidas de capital de grandes tenedores extranjeros de activos en renta variable y renta fija son uno de los mayores riesgos. La alta volatilidad del mercado ya ha reducido de forma considerable las nuevas inversiones de cartera, pero una política económica responsable ha prevenido salidas de capital significativas, hasta ahora.

Las reservas internacionales y la línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional proveen un amortiguador importante, suficiente para acomodar mayores necesidades financieras externo pero probablemente no lo suficiente en caso de que sucedan grandes salidas de capital.

El tipo de cambio flotante mantiene el apoyo de las autoridades económicas

Los responsables de las políticas económicas siguen apoyando el tipo de cambio flotante como una buena forma de que la economía mexicana se ajuste a los choques externos. Pero las medidas de ajustes fiscales y monetarias anunciadas en febrero, mostraron que existen límites sobre el nivel de depreciación con el que se sienten cómodos las autoridades económicas.

La Comisión de Cambios ha declarado que seguirá interviniendo para proveer liquidez y reducir la volatilidad, pero ahora bajo un esquema discrecional, contrario al modelo basado en reglas preestablecidas que funcionaba anteriormente.

La intervención sigue siendo reducida en relación al tamaño del mercado de divisas y solamente tiene un impacto limitado. Los intentos potenciales de apoyar la moneda podrían requerir alzas adicionales en las tasas de interés y otras medidas, como se anunció en febrero, para que tengan un efecto significativo.

Felipe Hernández, Economista para América Latina de Bloomberg Intelligence

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

Perspectiva estratégica de modelos de negocio 

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario