Tu estilo de pensamiento genera la cultura de tu empresa

1 princ

Identifica qué tipo de cultura tienes: agresiva, pasiva o constructiva y qué significa 

Toda cultura está conformada por una serie de pensamientos, creencias y valores las cuales generan comportamientos, hábitos y respuestas frente a los desafíos de la organización.

La forma en que directores y gerentes manejan sus responsabilidades depende de sus estilos de pensamiento, los cuales van permeando en la relación con sus  colaboradores conformando así, la cultura de una empresa. Algunos estilos

“El segundo esfuerzo debe centrarse en los líderes ya que el 80% de la cultura de una organización la determinan ellos, el impacto que sus acciones, palabras, actitudes y enfoque tiene una relación directa en la productividad del equipo y de la empresa”

generan comportamientos productivos en cuanto a la consecución de resultados de alta calidad para una organización, mientras que otros no son tan efectivos. O bien, podrán conseguirse buenos resultados, pero ¿A costa de qué y cuánto podrían durar?

Estas preguntas podremos responderlas si analizamos tres tipos de cultura organizacional: agresiva, pasiva y constructiva.  

CULTURA AGRESIVA

Refleja pensamientos y comportamientos de promoción personal con el fin de mantener el estatus o la posición para sentirse seguros. Una persona agresiva se enfoca en las tareas no en las Personas, en un caso extremo puede concentrarse en alcanzar sus propias necesidades a expensas de los demás. Un líder agresivo se enfoca en el error, minimiza a las personas y genera conflicto y competencia entre el equipo. Pueden parecer muy efectivos, pero sólo temporalmente ya que toman decisiones basándose más en cuidar su posición que en lo correcto para la organización y conducen más al conflicto que a la colaboración y causan atmósferas de estrés, alta rotación, frustración e improductividad.  

CULTURA PASIVA

Representa el pensamiento y comportamiento de autoprotección para satisfacer necesidades de seguridad mediante la interacción de las personas. Una persona pasiva se orienta excesivamente a las Personas y necesita su constante aprobación. Es un líder con orientación excesiva a las personas debido a su inseguridad, dirige a los demás a interactuar con las personas a su alrededor para no poner en peligro su propia seguridad. La cultura pasiva produce situaciones seguras y previsibles, pero a costa del aprendizaje, la capacidad de aceptación y crecimiento ya que no se tiene un enfoque a resultados. Un líder pasivo por lo tanto debe aprender a poner las ideas y estrategias en acción.  

CULTURA CONSTRUCTIVA

Una empresa con una Cultura Constructiva es aquella que contribuye al crecimiento de las personas para así impulsar el de la empresa.

Las empresas con un líder constructivo son mucho más exitosas que aquellos con líderes pasivos o agresivos, ya que generan comportamientos, sistemas y hábitos de trabajo que impulsan el trabajo en equipo, el enfoque en soluciones, aprender de los errores, la comunicación asertiva y todo esto genera mayor compromiso y por ende mayor productividad en los colaboradores.

Una de las conclusiones del conocido estudio de Kotter y Heskett, investigadores de la Escuela de Administración de Harvard es que el tipo de cultura puede tener un impacto significativo en el desempeño económico de la empresa, hasta 7 veces más rentabilidad que aquellas con una cultura agresiva o pasiva. (Resumen del crecimiento en organizaciones según Kotter y Heskett en su estudio Cultura Corporativa y Desempeño, Free Press, 1992, citado por Human Synergistics)

¿Te gustaría mejorar la cultura de tu empresa?

Primero no hay otra forma que empezar reconociendo qué estilo de pensamiento tienes. Recuerda, la cuestión no es “¿soy buena o mala persona o director?”, sino “¿qué me está impidiendo ser más efectivo y qué tengo que cambiar para provocar una mejoría a mi alrededor?”.

El segundo esfuerzo debe centrarse en los líderes ya que el 80% de la cultura de una organización la determinan ellos, el impacto que sus acciones, palabras, actitudes y enfoque tiene una relación directa en la productividad del equipo y de la empresa. Por eso es tan importante poner mucho esfuerzo y atención a la contratación de los que serán los jefes, gerentes y directores de la empresa porque ellos impondrán su propia forma de hacer las cosas. 

Si deseas leer más artículos de Ivette síguela en su blog – ivettedejacobis.com   

  Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

La atracción del nuevo talento empresarial

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario