3 pilares de la gestión del talento

2 PRINC 

Cuando los emprendedores inician sus operaciones, generalmente no toman en cuenta la importancia de las personas que trabajarán en sus organizaciones. Sin embargo, el talento humano es una parte estratégica para fortalecer el desarrollo y crecimiento de las Pymes.

“La rotación de personal impacta negativamente en la operación de las organizaciones y, por tal motivo, retener al talento es fundamental para concretar la competitividad de la empresa”

Salvador De Antuñano, Director de Recursos Humanos en Adecco México, firma de recursos humanos, describe las principales actividades que deben considerarse para la mejor administración del personal que labora en las pequeñas y medianas empresas:

  1. Reclutamiento y selección.Usualmente, los emprendedores se apoyan en familiares o amigos para cumplir con sus metas; en un principio esto es favorable debido a que son personas de confianza, aunque no siempre son la mejor opción para lograr los objetivos de la empresa. Para ello existe un proceso en el cual se hace una definición de las funciones del puesto, se aplican pruebas psicométricas y se realizan exámenes de confianza como herramientas complementarias para tomar decisiones acertadas.
  1. Administración de personal.Una vez que se encuentra al talento adecuado hay que realizar una serie de trámites para gestionarlo: contratos, nóminas, seguridad social, vacaciones, incidencias (faltas, permisos y retardos), así como bajas por renuncia o despido. Es de suma importancia que las Pymes consideren esta área porque le otorga formalidad y confianza a los colaboradores que trabajan en la empresa, además de que garantiza el crecimiento y la evolución del negocio.
  1. Desarrollo organizacional.La rotación de personal impacta negativamente en la operación de las organizaciones y, por tal motivo, retener al talento es fundamental para concretar la competitividad de la empresa. Esto se puede lograr a través de beneficios que impacten en el grado de satisfacción y desempeño de los colaboradores. Aquí las Pymes tienen una gran ventaja, ya que parte de sus modelos de negocio son innovadores y creativos; un ejemplo de ello es que pueden ser más flexibles en horarios, vestimenta e incluso implementar el home office que se refiere al trabajo de los colaboradores desde sus hogares, a través de sus dispositivos digitales o móviles. Estas actividades les permitirán a las Pymes generar compensaciones que no se basan necesariamente en una retribución económica.

Redacción

 

 Recuerda dejarnos un comentario

También puedes interesarte:

El modelo de productividad y la gestión del talento

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario