Hu Yoshida, su visión del futuro del centro de datos y el Internet de las cosas

1 princ

Debido a la gran cantidad de datos que se generan, ha llegado el momento de decidir cuáles almacenar y cuáles no, es que la velocidad con la que se generan dispositivos de almacenamiento no es suficiente respecto a la generación de información. Por ejemplo:

“Imagínense, saber lo que va a pasar y ser capaces de responder con ajustes en tiempo real que cambarán de manera positiva los resultados. Podríamos estar en la era de la bola de cristal”

*El clic de un iPhone puede crear 1 MB de datos en una milésima de segundo

* En la actualidad sólo se puede almacenar 1/3 de la información

* En 2020, sólo se podrá almacenar el 15% de los datos

Para optimizar la capacidad de almacenamiento, es preciso crear tecnologías que conformen un sistema de memoria de hipocampo, (el hipocampo es el área de nuestro cerebro que guarda la memoria de forma selectiva a corto o largo plazo, de forma consciente o inconsciente) comentaron Suresh Nair y Hu Yoshida, CTO de Hitachi Data Systems. Para ellos, el centro de datos podría convertirse en un cerebro de auto-análisis, capaz de crecer y escalar para optimizar el negocio con mayor eficiencia y menores costos, compuesto de motores analíticos con la probabilidad de recrear datos a partir de fragmentos de información, será una nube de datos con código abierto, ubicua, sin límites, escalable y con la capacidad de “auto curarse”. Se utilizará en la telemática para controlar dispositivos remotos y en la telemetría para detectar información. Las tecnologías como block chain o distributed ledgers podrán ser utilizadas para mantener la coherencia y la transparencia global. “Tendremos una nube de información autónoma”, compartió Yoshida.

Tecnología que no sólo causará un gran impacto en la vida cotidiana, también en el aspecto laboral. El experto vislumbra además que el Internet de las cosas llevará a una innevitable convergencia de los mundos físico y digital: miles de millones de sensores, dispositivos móviles, máquinas inteligentes, generarán una insólita cantidad de datos, lo que definitivamente tendrá efectos en la sociedad.

Es por ello que se recomienda a las empresas que quieran obtener una ventaja competitiva significativa, ponerse en vanguardia integrando el Big Data en sus operaciones, apoyados por una infraestructura de TI avanzada. Y es que el Big Data impulsa a la evolución de la analítica descriptiva o históricos (lo que pasó y por qué), para la analítica predictiva o prescriptivos (lo que sucederá y el mejor curso de acción), lo que significa más control, tomar mejores decisiones que atraen a los clientes, reducir costos y aumentar la productividad.

“Imagínense, saber lo que va a pasar y ser capaces de responder con ajustes en tiempo real que cambarán de manera positiva los resultados. Podríamos estar en la era de la bola de cristal” declaró Hu Yoshida.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

También puedes interesarte:

Proteger al Internet de las cosas

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario