Momento para ser precavidos

3 princ

  Puntos clave:

  1. Hemos bajado la calificación de las acciones globales. Las valoraciones de EE. UU. son elevadas, y parece ser más probable un aumento en las tasas de la Reserva Federal (Fed) a mediados de año.
  2. Las crecientes expectativas de un aumento en las tasas por parte de la Reserva Federal para junio o julio elevaron los rendimientos de las letras del Tesoro de EE. UU. la semana pasada.
  3. Vemos que aumentan las probabilidades de que la Reserva Federal suba las tasas para el verano si los datos estadounidenses de esta semana muestran un incremento en el número de empleos, aumentos salariales y mayor inflación.

Momento para ser precavidos

“El enfoque de esta semana: la Reserva Federal. Esta semana ofrecerá la publicación de informes económicos clave de EE. UU. para dar cuenta de la decisión dependiente de datos de la Reserva Federal en su reunión sobre políticas de los días 14 y 15 de junio”

Hemos bajado la calificación de las acciones mundiales a neutra, luego de una reunión de los inversionistas de BlackRock que respalda nuestra visión. La creciente probabilidad de un inminente aumento en las tasas de la

Reserva Federal y las más elevadas valoraciones estadounidenses justifican la necesidad de ser precavidos en el corto plazo.

Las acciones de EE. UU. han estado en un punto óptimo desde mediados de febrero, apoyadas por un sólido crecimiento económico y rendimientos reales decrecientes en vista de las expectativas de una Reserva Federal con tasas estables. Sin embargo, los rendimientos han comenzado a subir nuevamente. La mayor inflación en EE. UU. y los comentarios agresivos de la Reserva Federal han vuelto a poner sobre la mesa la idea de un aumento de las tasas en el verano, lo cual aumenta la preocupación de los inversionistas y la probabilidad de volatilidad en el corto plazo.

Las acciones globales se ven vulnerables

Las acciones ya no parecen ser baratas. El índice MSCI World subió un 14% con respecto a su bajo nivel de mediados de febrero, dado que las acciones se han liberado del temor de una recesión global, el colapso del precio del petróleo y la devaluación de la moneda china.

Las valoraciones accionarias de EE. UU. se ubican alrededor del percentil 70 de su rango histórico de largo plazo, según nuestros cálculos. Además, las acciones en general parecen ser más vulnerables a riesgos de corto plazo. Estos riesgos incluyen un aumento demasiado agresivo de las tasas por parte de la Reserva Federal, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit), el empeoramiento de la crisis de inmigración en Europa y la desaceleración del crecimiento mundial. También observamos menos ventajas con respecto a las expectativas de crecimiento de China luego de un reciente repunte de la actividad y una amplia recuperación del precio del petróleo, que ahora refleja una mejora en sus aspectos fundamentales.

Hemos bajado la calificación de las acciones europeas y estadounidenses a neutra. Preferimos acciones en lugar de bonos del gobierno y, dentro de las acciones, elegimos las de crecimiento en los dividendos y de calidad globales. Esperamos que la Reserva Federal aumente las tasas una o dos veces este año. También vemos la posibilidad de una recuperación en las ganancias corporativas más adelante en el 2016. ¿Qué nos haría más optimistas? La evidencia de una reflación, y mayor énfasis en la política fiscal expansionista además de una reforma estructural de la política monetaria a nivel global.

Resumen de la semana pasada:

  • Las acciones globales avanzaron, de la mano de Europa después de que los acreedores de Grecia llegaran a un acuerdo de asistencia. El incremento de las acciones del Reino Unido y la libra esterlina tras las encuestas implicó una disminución de la probabilidad de salida del Reino Unido de la Unión Europea.
  • El precio del petróleo llegó a su máximo en los últimos siete meses (cerca de US$50 el barril), dado que la producción diaria de crudo en EE. UU. cayó a su nivel más bajo desde el año 2014.
  • La curva de rentabilidad de EE. UU. sufrió un aplanamiento. El margen de rentabilidad de las letras del Tesoro de entre 30 y 5 años llegó a su valor mínimo en el año, dadas las crecientes expectativas de una restricción de la Reserva Federal.

Esta semana:

  • 2 de junio: Reunión y conferencia de prensa del Banco Central Europeo (BCE).
  • 3 de junio: Situación laboral de EE. UU., Índice del sector no industrial del ISM.

El enfoque de esta semana: la Reserva Federal. Esta semana ofrecerá la publicación de informes económicos clave de EE. UU. para dar cuenta de la decisión dependiente de datos de la Reserva Federal en su reunión sobre políticas de los días 14 y 15 de junio. La creación sostenida de empleo y los aumentos salariales, junto con un nuevo repunte en el índice de precios de PCE, probablemente elevaría las posibilidades de un aumento de las tasas a mitad de año.

Las proyecciones económicas del BCE podrían aportar pistas sobre la confianza del banco central en llegar a su meta de inflación.

Richard Turnill, Estratega Principal de Inversiones Globales de BlackRock

  Recuerda dejarnos un comentario

También puedes interesarte:

Comentario sobre la decisión de tasas de la Reserva Federal 

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario