Firma relojera apoya a alpinista mexicano 

3 princ

Se trata de  Luis Álvarez, quien posee más de 120 competencias Ironman en su haber y quien ha escalado las 8 montañas más altas del mundo, entre las cuales sumó el pasado mes de mayo la conquista heroica del monte Everest, ha mencionado el estar satisfecho, pero no conforme con los logros deportivos que hasta el momento ha conseguido.

En Timex estamos comprometidos con el apoyo para todos aquellos atletas que en sus diferentes disciplinas buscan trascender, alcanzar sus sueños y romper con los límites; es por ello que nosotros nos comprometemos para que nuestros relojes estén  diseñados para cubrir todas las necesidades que cada uno de ellos exige de un dispositivo que se convierte en un compañero de vida

“Cuando participé por primera vez en una competencia no fui capaz de recorrer ni 5 kilómetros caminando, lo que me llevó a replantear mis objetivos en ese momento y enfocar mis esfuerzos en lograr ese cometido. Con el paso del tiempo logré romper mis marcas paulatinamente, hasta el momento en que realicé mi primer ironman, y desde ahí, no he dejado de luchar para poder superarme, trazar nuevas metas y lograr lo que ninguna otra persona ha logrado, participar en más de 100 competencias Ironman y poder escalar las montañas más altas del mundo”, señala Álvarez.

Sin embargo, jamás imaginó lo que le deparaba al momento de su descenso, la historia de Luis dio un giro inesperado al llegar al campamento C3 ubicado a 8,300 metros de altura en donde perdió la vista en su totalidad y tuvo que descender el resto del trayecto dependiendo de los ojos de su guía y con la ayuda de Jorge Salazar y Jorge Hermosillo, quienes decidieron no llegar a la cumbre y ayudar a Luis en su descenso. Al llegar al campamento localizado a 7,100 metros, el alpinista Pablo Celaya se une al equipo de rescate, bajando a Luis por inclinaciones de más de 80 grados. Al llegar al campamento base y tras descender por 3 días consecutivos se le proporcionaron los primeros auxilios y le dieron la buena noticia que el problema de su vista era una situación reversible.

“Es realmente aterrador no tener la consciencia de lo que está a tu alrededor, he sentido todo aquello que viven las personas invidentes en su vida diaria, esto me dejó una enseñanza de vida”, mencionó el alpinista.

Tras su heroica hazaña y habiendo regresado a México sano y salvo, Luis Álvarez se ha comprometido en apoyar a personas invidentes a través de la Fundación Ojos que Sienten, buscando generar consciencia social y empresarial que tenga un impacto y pueda mejorar la calidad de vida de estas personas con soluciones reales, como el entrenamiento de perros lazarillos para personas invidentes.

Para Alejandro Castillo, Director General de Grupo Timex México, se ha pronunciado a favor de todos los atletas que buscan romper los límites, alcanzar sus metas y plantearse nuevos retos: “En Timex estamos comprometidos con el apoyo para todos aquellos atletas que en sus diferentes disciplinas buscan trascender, alcanzar sus sueños y romper con los límites; es por ello que nosotros nos comprometemos para que nuestros relojes estén  diseñados para cubrir todas las necesidades que cada uno de ellos exige de un dispositivo que se convierte en un compañero de vida”.

Álvarez inició su camino el 5 de abril de 2016 para cumplir uno de sus sueños más anhelados, llegar a la cima del Monte Everest. Durante el camino, se enfrentó a situaciones en las que su estado de salud se vio mermado; pero gracias a su fortaleza mental, sus años de entrenamiento, su humildad y las ganas de seguir adelante lo impulsaron a llegar a la cima del Monte Everest el día 22 de mayo llevando el nombre de México muy en alto.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario                           

También puede interesarte: 

Lanzan relojes con espíritu inquebrantable

Te compartimos el siguiente video: 

Deja un comentario