Medición de resultados: principal reto para RH 

3 princ 

Toma de decisiones y metas organizacionales

Como es sabido en el mundo empresarial,  CEOs, CFOs y demás posiciones de alta dirección; exigen el cumplimiento de  métricas operativas y financieras; que se alineen a su estrategia de negocio. ROI Institute, destaca que 74% de los CEOs a nivel global, buscan ver el ROI (concepto financiero que compara el beneficio obtenido en relación a la inversión)  en sus programas.

“Calculando el ROI en las diferentes áreas puede determinarse qué programas contribuyen más a los objetivos de negocio, permitiendo establecer prioridades de impacto”

Considerado como un valor intangible, el factor humano continúa siendo un activo complicado de medir; por lo que llevar de lo subjetivo a lo objetivo los proyectos de capacitación y  formación, continúa siendo un reto para los gerentes de Recursos Humanos (RH) en  una organización.

Para poder demostrar el valor que genera a una compañía, la inversión en algún programa sea de; atracción, selección, capacitación, evaluación y retención de empleados; capacitadores y demás ejecutivos de RH buscan herramientas que ponderen sus decisiones en el cumplimiento de las metas organizacionales, pues los índices de desempeño se vuelven fundamentales en la toma de decisiones.

RH  e impacto financiero del ROI

Conocido como el sistema de evaluación más utilizado en el mundo para medir el retorno de inversión en diferentes tipos de programas considerados como subjetivos, la metodología ROI permite a las áreas de recursos humanos, hacer tangibles los  resultados de los proyectos de capital humano.

Considerando al capital humano como eje estratégico en la organización, lo que hace ROI es evaluar; mediante un proceso probado con estándares operativos; los beneficios de un programa en varios niveles que van desde: la satisfacción, el aprendizaje, la aplicación, el impacto y finalmente el valor financiero o ROI.

CEO en busca de beneficios tangibles

Más de 5,000 empresas globales, instituciones gubernamentales y organizaciones lucrativas dan prueba de los beneficios que la metodología ROI acarrea a las estrategias de RH.

Los principales beneficios de la aplicación de ROI perceptibles para la alta dirección, en una estrategia de RH, son:

  1. Recuperar la inversión económica en los proyectos de capital humano; en una tasa variable, de acuerdo a las características de cada empresa.
  1. Establecer metas alineadas a la organización. Las metas pueden alinearse a los objetivos de negocio en la empresa. Es decir, el impacto que genera el ROI, puede ser  medido con métricas propias de la organización.
  1. Mejorar los proyectos. Este es el enfoque principal de la metodología; se recogen datos para mostrar cómo debe cambiar el proyecto para aumentar el éxito y entregar el valor de negocio adecuado. En otras palabras,  se alinean los objetivos del programa a los objetivos de la organización.
  1. Mejorar las relaciones. La recopilación de datos para mostrar el valor de los proyectos y programas, es una de las mejores formas de mejorar las relaciones con socios de negocio.
  1. Mejorar la imagen. Cuando los datos revelan el éxito de varios proyectos y programas a nivel de impacto y retorno de la inversión, la imagen de la organización mejora.
  1. Asegurar el Presupuesto. Los fondos adicionales se atribuyen directamente, con el uso de la Metodología ROI. Algunos presupuestos para RH han aumentado frente a reducciones presupuestarias en otras áreas de una organización.
  1. Implementar nuevos proyectos. Algunas organizaciones evalúan un programa piloto de ROI, para determinar si se implementa en otras áreas.
  1. Establecer prioridades. Calculando el ROI en las diferentes áreas puede determinarse qué programas contribuyen más a los objetivos de negocio, permitiendo establecer prioridades de impacto.

Contribuir al crecimiento de la organización en áreas como: ventas, mejora del servicio y calidad de la operación, son entre otras, ventajas que pueden considerarse mediante esta metodología que por su naturaleza, agregan valor  a proyectos innovadores.

Si la capacitación es una inversión entonces su efecto debe poder verse en resultados de negocio; cada peso invertido en cualquier estrategia de RH; debe traducirse en impactos económicos y beneficios perceptibles.

Es así como la metodología ROI aplicada a estrategias de RH se ha convertido en una poderosa herramienta más allá de la medición del impacto financiero;  permitiendo a los gerentes de RH; convertir al factor humano en un beneficio tangible para el CEO y demostrar como el área puede ayudar a la consecución de los objetivos de negocio en las organizaciones.

Diego Prieto Barbachano, MBA por  la Universidad de California en Berkeley, Director de Educación Corporativa en la Escuela Bancaria Comercial

 Recuerda dejarnos un comentario 

También puede interesarte: 

Ante la incertidumbre, es importante certificarse: EBC

Te compartimos el siguiente video: 

Deja un comentario