Una temporada electoral muy inusual 

3 princ

 Puntos clave:

  1. 1. La volatilidad del mercado está inusualmente baja, y observamos que se elevará a medida que se aproxime la elección presidencial en EE. UU. del 8 de noviembre.
  2. 2. El sólido informe de empleo de EE. UU. de julio elevó los rendimientos de las letras del Tesoro e hizo más probable el alza de las tasas de la Reserva Federal en diciembre.
    “Los índices financieros probablemente recibieron el mayor impacto de las tasas negativas de Japón y los industriales lo recibieron de la solidez del yen”
  3. Esta semana, otra encuesta de empleo de EE. UU. Conocida como el “informe JOLTS” podría indicar una mayor solidez del mercado de empleo de EE. UU.

Una temporada electoral muy inusual

La temporada de elecciones presidenciales de EE. UU. es inusual dados sus candidatos poco populares, las amplias diferencias en cuanto a las políticas y la volatilidad del mercado bursátil en valores a mínimos históricos.

Prevemos que la volatilidad ascenderá a medida que se aproxime la elección del 8 de noviembre

Los mercados bursátiles tienden a reaccionar más ante factores macroeconómicos y rendimientos corporativos que ante las elecciones, pero, generalmente, repunta la volatilidad antes de las elecciones de EE. UU. Observamos que esta tendencia se repetirá este año; el gráfico anterior muestra que la volatilidad ha sido inusualmente baja.

Mercados en el período previo y más allá

La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton ha encabezado las encuestas y los mercados de apuestas apuntan a una sólida victoria de Clinton. Sin embargo, el voto del Reino Unido para abandonar la Unión Europea demostró que no son infalibles estos tipos de predicciones. Si mejoran las cifras de las encuestas para el candidato republicano Donald Trump, podríamos observar que la incertidumbre que rodea sus políticas futuras ejerza presión a la baja sobre activos de riesgo tales como las acciones. También podría desencadenar una huida a corto plazo hacia las letras del Tesoro de EE. UU.

Sin embargo, la solidez de las letras del Tesoro podría ser limitada. Ambos candidatos han basado sus campañas en el aumento del gasto fiscal en infraestructura, lo cual podría resultar en un aumento de la emisión del Tesoro. Podríamos observar que esto aumente los rendimientos de las letras del Tesoro y respalde el dólar estadounidense. El oro podría resultar una protección mejor contra las ventas masivas de activos de riesgo en el corto plazo.

Según indican los datos de EPFR Global, en las últimas cuatro elecciones presidenciales, los inversionistas hanmostrado una tendencia a retirar dinero de los fondos de renta variable durante el mes anterior al día de elecciones. En general, disminuye la volatilidad del mercado luego de las elecciones. Podríamos ver que decaiga la percepción positiva hacia los activos de los mercados emergentes (ME) en el largo plazo si aumenta la retórica contraria al intercambio comercial de este año, pero por el momento nos atrae la deuda de los ME en vista de las señales económicas positivas y la necesidad de los inversionistas de obtener ingresos en un mundo ávido de rentabilidad.

Resumen de la semana pasada:

  • El crecimiento de nóminas de EE. UU. de julio supera las expectativas. La Reserva Federal probablemente querrá ver datos más sólidos antes de elevar las tasas. Parece más probable un alza en diciembre que en septiembre.
  • El Banco de Inglaterra redujo las tasas por primera vez desde el 2009 y reinició la compra de activos para combatir la debilidad económica. El rendimiento de los gilt descendió y la libra se debilitó.
  • El primer ministro japonés Shinzo Abe obtuvo la aprobación del gabinete para implementar un paquete de estímulofiscal que no alcanzó las altas expectativas del mercado.

Esta semana:

  • 10 de agosto: Encuesta JOLTS (Job Openings and Labor Turnover Survey) de EE. UU. sobre ofertas de trabajo y rotación laboral.
  • 12 de agosto: Ventas minoristas, Índice de Precios al Productor (PPI) de EE. UU.; percepción del consumidor; Producto Interno Bruto (PIB) de la eurozona.

Los datos de la JOLTS del Ministerio de Trabajo de EE. UU., una encuesta de empleo prospectiva, son la métrica fundamental que concentra la atención esta semana. El informe debería esclarecer el estado del mercado laboral y la confianza de los trabajadores de EE. UU. después de un crecimiento de la nómina de julio mejor que el esperado. El hecho de que haya más personas que dejen sus empleos de manera voluntaria confirmaría la solidez del mercado de empleo. Nuestro propio medidor del mercado de empleo indica mejoría, pero se mantiene por debajo del máximo del primer trimestre. Esto justificaría el hecho de que la Reserva Federal espere hasta diciembre para elevar las tasas. En cuanto al resto, la temporada de ganancias de Japón está en su punto medio y terminará para el 15 de agosto con los informes financieros e industriales de esta semana. Los índices financieros probablemente recibieron el mayor impacto de las tasas negativas de Japón y los industriales lo recibieron de la solidez del yen.

Richard Turnill, Estratega Principal de Inversiones Globales de BlackRock

Recuerda dejarnos un comentario                           

También puede interesarte: 

Perspectivas Económicas

Te compartimos el siguiente video: 

Deja un comentario