Consejos para ahorrar dinero cuando eres emprendedor 

Vas iniciando un negocio nuevo, tienes tu capital, un ahorro de muchos años o un par de socios, tienes todo listo para empezar: un gran equipo, oficinas que empaten con tu sueño de tanto tiempo, tecnología competitiva y algunas cosas extra que hagan destacar tu negocio a los ojos del cliente. ¿Qué crees? Sí es posible, pero poco a poco, y debes aprender a medirte y a ahorrar en ciertas cosas para que esa inversión no desaparezca sin que te des cuenta y más bien rinda frutos que se traduzcan en ganancias y crecimiento.

Si no tienes la certeza de que podrás pagar una deuda en el corto plazo, no te endeudes: que los intereses no se coman tus ingresos.

¿Qué hacer entonces? Toma en cuenta estos consejos.

  1. Enfoca tu esfuerzo de posicionamiento a donde realmente lo necesitas.La idea de diseminar el nombre de tu marca por todos lados cuando vas empezando puede sonar más o menos lógica cuando nadie te conoce, pero también te puede costar muchos pesos que se irán directo a la nada. Antes de querer salir a la calle a promocionarte donde sea con flyers, plumas con tu logo, tarjetas de presentación repartidas como panfletos, regalar libretas o gastar en stands, considera medios que impliquen menos recursos. Afortunadamente los tiempos han hecho de la comunicación digital algo muy accesible y sobre todo claro para los nuevos negocios, puedes llegar justo a los clientes potenciales que necesitas si calibras bien tu estrategia de marketing digital. Aquí hay algunas ideas que sin mucho dinero darán muy buenos frutos.
  1. Razona los gastosEnlista las cosas en las que estás gastando y pondera si se trata de algo importante para el crecimiento de tu negocio. Por ejemplo, claro que quieres el mejor café del mundo, importado y con nombre de edición especial para mantener tu oficina andando y a tu equipo con el mejor ánimo pero, ¿realmente lo necesitas para ofrecer el servicio que prometes y a tus compañeros concentrados? Gastar racionalmente te puede ahorrar muchos pesos, y a veces son cosas tan simples como ésta las que hacen la diferencia en tus ganancias.
  1. Dale prioridad a lo que inviertesUn poco como el punto anterior, debes dedicarle los recursos necesarios a lo que realmente mantenga andando tu nuevo negocio, como los insumos o materia prima que invariablemente vas a necesitar para realizar tu producto, los gastos fijos que no se pueden dejar para después: pagos a tus compañeros de equipo, rentas y servicios.
  1. creativo con tus recursos sin olvidar que son limitados.Si lo que quieres es tener una oficina completamente equipada cuando tu negocio tenga apenas una semana de haber empezado, puedes aprovechar que ahora hay cientos de opciones en espacios de coworking o de oficinas virtuales, sobre todo si vives en una ciudad grande. Esto también puede servirte para convivir con otros emprendedores y crear potenciales oportunidades de negocio. Es súper importante que no pierdas de vista que tus recursos, así como los puedes enlistar y contar, son limitados y, por más grande que sea tu aspiración, el dinero puede reducirse mucho antes si no lo enfocas a lo más necesario.
  1. Aprovecha lo que sea gratuitoSi no es crucial para las actividades de tu negocio que pagues la licencia de un software, busca alternativas gratuitas y legales. Afortunadamente hay muchas opciones de softwarelibre que te pueden servir cuando inicias un negocio, sobre todo con las cosas de naturaleza más simple, como los procesadores de texto o las apps y programas para la administración de proyectos. Pero no dejes de invertir en herramientas tecnológicas que te aligeren tareas administrativas y fiscales que a la larga pueden producirte situaciones de riesgo con el fisco.
  1. Evita endeudarteEsto es más simple de lo que parece, si no tienes la certeza de que podrás pagar una deuda en el corto plazo, no te endeudes: que los intereses no se coman tus ingresos. Si eso por lo que te vas a endeudar será liquidado antes de que termine su vida útil, entonces sí considera endeudarte, siempre y cuando tengas muy claros los términos de pago, que de preferencia sean fijos y con intereses muy bajos (o sin ellos).

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario 

También puede interesarte:

Recomendaciones para elegir una caja de ahorro 

Te compartimos el siguiente video:

Deja un comentario