Evita problemas de flujo con una cobranza efectiva 

2 princ

A estas alturas te ha pasado en más de una ocasión por la mente: ¿estoy cobrando muy poco? ¿Estoy cobrando demasiado? Pero para que tu negocio avance, para que pueda crecer, es necesario que le des el lugar que merece a la cobranza.

Piensa que además de cobrar lo justo, debes ajustar el precio de tu producto o servicio a tus costos de operación y a permitirte una ganancia que te ayude a llegar más lejos en tus metas. Entonces, ¿de dónde puedes partir para tener esto más claro? A continuación te damos algunos consejos que te pueden servir en el camino:

Si decides cobrar menos por las limitaciones del cliente, que esto quede por escrito y que también quede por escrito qué pasará si no cumple lo pactado.
  1. Mide tus precios con productos similares de la competencia.

Conoce a tu competencia de todos los niveles, es probable que haya gente cobrando muy poco porque quizás la calidad no es la más alta, habrá también quienes cobren sus servicios o productos como lujo porque ya lograron cierto estatus en su marca, o su calidad es realmente superior. Considera cuánto te cuesta a ti ofrecer tus productos, su calidad y, si vas empezando, puedes ser flexible con tus precios, o tener un tabulador para distintas calidades de producto o servicio que deseas entregar; por ejemplo, un nivel básico, un nivel intermedio y un nivel superior, todos con un precio ajustado al tiempo y recursos que destinas a ello y a lo que buscan tus clientes.

  1. flexible con tus ofrecimientos.

Cuando se trata de un proyecto emprendedor, es importante que un cliente te recomiende con sus conocidos, que tu nombre se conozca y con ello tu reputación de buen negociador.Seguramente se te acercará gente que tiene el presupuesto limitado y con esto debes tener mucho ojo, no quiere decir que debas malbaratar lo que ofreces, sino que puedes ser flexible con lo que están buscando y ofrecer algún paquete especial para un caso especial. Esto es importante cuando tratas con otros emprendedores como tú, que están tanteando el terreno para encontrar las mejores oportunidades para su negocio.

  1. Aprovecha para crear buenos lazos con tu cliente.

Es importante que platiques con el cliente para que los términos queden muy claros y también, si se da el caso, que puedas ofrecer un incentivo adicional para que sea fiel a tu trabajoy seas su primera opción cuando busque un producto o servicio de lo que tú haces. Un ejemplo puede ser que, si es la primera vez que te busca, le ofrezcas algo adicional que no reste mucho a tus costos operativos, como un descuento cuando haya solicitado tu servicio x cantidad de veces, o tantos productos gratis por x cantidad de producto adquirido. sabrás lo que te funciona, pero esto le hará saber que quieres mantenerlo y te preocupas por que su relación beneficie a ambos lados.

  1. Establece plazos, términos y costos claros.

Es importantísimo que dejes todo por escrito aunque estés tratando con personas que consideras tus amigos. Un error muy común y consecuencia de no tener las cosas por escrito es el típico regateo, sobre todo si tu cliente es alguien con quien además compartes una relación más cercana. “Ándale, déjamelo más barato”, es una frase muy natural que no debería serlo en el mundo de los negocios sólo porque sí. Si decides cobrar menos por las limitaciones del cliente, que esto quede por escrito y que también quede por escrito qué pasará si no cumple lo pactado. Esto funciona en ambos sentidos, para que tú entregues lo que él espera, y para que tú recibas una justa remuneración a cambio.

  1. ¡Que no te pena cobrar!

Éste es el consejo más importante de todos. Culturalmente nos hemos ido apropiando de esta idea de que nos cierta culpa o vergüenza por estar cobrando por algo que hacemos, sobre todo si es algo que disfrutamos hacer o producir, pero piensa en todo el esfuerzo que hay detrás, ten siempre presente el valor de tu trabajo y el de tu equipo. Cada vez se esforzarán más y podrán ir cobrando más, y tú, que diriges al grupo, tienes que ser el primero en defender lo que hacen. Recuerda que necesitas ese dinero para que los engranes de tu negocio sigan funcionando.

Complementa lo que acabamos de ver, y fortalece al máximo tu flujo de efectivo, te invitamos a descargar la guía gratuita: Ya abrí mi empresa, ¿pero cómo la administro?

https://comercial.contpaqi.com/registro/suscripcion-1

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

Problemas de cobranza limitan el crecimiento de la MiPyME …

Te compartimos el siguiente video:

Deja un comentario