Consejos para saber elegir a tus proveedores 

1 PRINC

No sólo se trata de ver quién te vende más barato, sino de quién te surte a tiempo, de forma completa y te da facilidades de pago.

Cuando contratas a alguien de tu equipo llevas a cabo una tarea meticulosa para describir su puesto, enlistas los requisitos mínimos que debe cumplir, te das el tiempo de reunirte con él para platicar de sus expectativas mutuas y como resultado le ofreces un lugar en tu negocio. Ese mismo cuidado debe ponerse al elegir a un proveedor quien, aunque no está físicamente junto a ti en el

No te aventures a buscar proveedores en todo el mundo sólo por querer encontrar algo increíblemente barato que a fin de cuentas puede detener por completo tu operación si no funciona o no entrega en tiempo y forma.

negocio, siempre está contigo en el proceso de producción o logística de tu servicio, y en lo que al final tendrá el cliente en sus manos.

Toma en cuenta lo siguiente al momento de elegirlos:

  1. Evalúa a quién y cuándo lo necesitas.

Si apenas empiezas, necesitarás proveedores para montar tu nuevo negocio, después proveedores para mantenerlo andando y otros tantos eventuales. Crea una línea de tiempo que te permita anticipar lo más que se pueda a quién tendrás que recurrir cuando busques algo específico, así tendrás el tiempo suficiente para tomar buenas decisiones y no te irás de inmediato con el más rápido o el más barato sin prestarle atención a la calidad.

Establece fechas para pagos, almacenamiento y entregas con tus posibles proveedores y quédate con la opción que se ajuste a lo que necesitas.

  1. Conoce a los proveedores del sector en el que trabajas.

 No necesariamente vas a tener los mismos proveedores que tu competencia, pero conocerlos sí puede darte una idea de quiénes son y qué tipo de servicios o productos ofrecen si tu competencia está entregando algo medianamente bueno o excepcional. Esto te puede servir para partir hacia donde quieres que vaya tu producto.

  1. Pide presupuestos y compara.

Ya es sabido que si puedes comparar al menos a tres proveedores distintos antes de invertir, puedes darte una idea de cómo andan los precios en eso que necesitas. Después de esto considera que más barato no siempre es mejor porque, aunque en tus ganancias primero se refleje un número más grande, en el mediano plazo puede derivar en un producto que no satisfaga a tus clientes cuando pierda la novedad.

  1. Si necesitas facilidades de pago, dilo.

En este punto es importante que desarrolles una relación de confianza con tus proveedores. Si necesitas dividir los pagos semanal, quincenal o mensualmente por distribuir tus ingresos de manera más uniforme, háblalo con tu potencial proveedor. Eso sí, debes ser siempre cumplido y puntual con los acuerdos, recuerda que él también está administrando un negocio y cuenta con tus pagos a tiempo para mantener el suyo.

  1. busca un proveedor cercano y estable.

Si vas empezando y tu proveedor también, es probable que encuentren juntos un bache, al irse adaptando a tiempos y procesos nuevos. El consejo es que busques a un proveedor del cual ya tengas una referencia previa respecto a cómo trabaja y cómo entrega. En el caso de los emprendedores, y si la naturaleza del negocio lo permite, puedes buscar a un proveedor local con quien puedas tener una relación de negocio cercana y resolver más fácilmente cualquier eventualidad. No te aventures a buscar proveedores en todo el mundo sólo por querer encontrar algo increíblemente barato que a fin de cuentas puede detener por completo tu operación si no funciona o no entrega en tiempo y forma.

Una recomendación: complementa lo que acabas de leer con esta guía gratuita: 20 consejos para iniciar tu negocio.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

Home Depot convoca a su Feria de Proveedores 

Te compartimos el siguiente video:

Deja un comentario