6 consejos básicos para ahorrar energía eléctrica 

La suma de pequeñas medidas, que aisladamente pueden no ser tan significativas, es factible que represente un ahorro sustancial en el consumo de energía eléctrica en tu negocio u oficina.

Siempre es posible ahorrar, ya sea mediante la adopción de hábitos o patrones de consumo que permitan el uso racional de los equipos que demandan energía, o mediante la selección e instalación de equipos energéticamente más eficientes en tu lugar de trabajo. Aprende de estos consejos para ahorrar en tu factura eléctrica y reducir tus gastos operativos.
Estos ahorros podrías destinarlos a otras inversiones que requiera tu negocio.

  1. Cambia los equipos ineficientes

El avance tecnológico está a nuestro alcance y con ello la distribución y venta de equipos eléctricos comerciales energéticamente más eficientes, que consumen menos energía y, por ende, permiten reducir el importe de tu facturación eléctrica.
Si tienes equipos eléctricos ineficientes (muy antiguos, en mal estado, maltratados, con mucho uso), es probable que estén consumiendo energía en exceso. Te recomendamos la sustitución de estos equipos por equipos nuevos de alta eficiencia, ya que los ahorros que generes con ellos, ayudarán a pagar tu inversión.

Si eres propietario de una MiPyME en tarifa eléctrica comercial 2, 3 u OM, el Programa Eco-Crédito Empresarial te apoya para cambiar tus equipos ineficientes. Te invitamos a conocerlo:

ecocreditoempresarial.com  http://ecocreditoempresarial.com/?utm_source=pymempresario&utm_medium=nota&utm_campaign=ecocreditoempresarial

  1. Reemplaza la iluminación ineficiente

Los sistemas de lámparas fluorescentes T12 y T8, así como las lámparas incandescentes y halógenas, son aparatos que pueden ser sustituidos por lámparas fluorescentes T5 o diodos emisores de luz, LED (por sus siglas en inglés: light emitting diode) que además de consumir menos energía, tienen una vida útil mayor. El ahorro de energía eléctrica que observarás en tu facturación por la sustitución de sistemas de iluminación ineficiente será del 15% al 75%.

  1. Optimiza el uso del aire acondicionado

La temperatura para trabajar en condiciones de confort en el interior de tu negocio u oficina oscila entre 22ºC y 24ºC. Si programas tu equipo de aire acondicionado con una temperatura menor, trabajará más y, con ello, la facturación de energía eléctrica será mayor.

Es importante mantener limpios los filtros del sistema de aire acondicionado para que el ventilador no requiera energía adicional para impulsar el aire, lo cual también incrementa la facturación por consumo de energía eléctrica.

Utiliza el aire acondicionado sólo si la temperatura ambiente es superior a la temperatura de confort.

  1. Aprovecha la luz natural y mejora las condiciones de tu negocio u oficina

La luz natural es gratis. Aprovecha las entradas de luz natural y ahorrarás energía eléctrica. Durante el día, apaga las luces que no requieras o utiliza únicamente las necesarias para mantener los niveles de iluminación adecuados.

Pinta las paredes, techos y plafones de color blanco o con un tono claro, esto facilitará un ambiente iluminado con menor utilización de luz artificial y, por ende, un menor consumo de energía eléctrica.

  1. Apaga los aparatos eléctricos que no estés utilizando

Todos los aparatos eléctricos y electrónicos deben apagarse al finalizar el horario de trabajo. Durante las horas hábiles, si es un aparato que se usa con frecuencia, como la computadora o la impresora, aprovecha sus funciones de estado de reposo (stand-by) que minimizan su consumo de energía mientras nadie los usa.

  1. Instala dispositivos de control 

Instala en tu negocio u oficina sistemas automáticos para controlar y limitar el consumo de los aparatos conectados a la instalación eléctrica, ya sea por presencia en el área de trabajo, o por horarios de operación.
Redacción

 Recuerda dejarnos un comentario 

También puedes interesarte:

Consejos para ahorrar energía eléctrica en las PyMEs

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario