9 Sencillos trucos para ser más productivo en el trabajo

En el ámbito del llamado trabajador del conocimiento, ser productivo es tomar la decisión correcta y en seguida tomar la acción más efectiva. A continuación 9 trucos para mejorar la productividad a  través de una mejor concentración y colaboración.
Difícil de creer la referencia citada por el recién ex presidente de E.U. sobre su excelente nivel de productividad y cómo lo logra.

 Utilizando sólo trajes azules y grisesLocura? Tal vez, pero analizando la situación conlleva cierta lógica, pues hasta algo tan trivial demanda de ocupar cierta capacidad mental que puede ser mejor canalizada en cosas más trascendentales. Evitando la necesidad de tomar excesivas decisiones de guardarropa, el ex presidente evitaba tener una carga de trabajo extra, dándose a sí mismo tiempo para hacer más cosas importantes.

Se trata de una estrategia muy interesante, e intriga la forma en que en el campo del trabajador del conocimiento se podrían aplicar trucos similares para lograr ser más productivos en el desempeño laboral. En un momento socioeconómico tan complicado, resulta de gran valor tomar nota y por qué no, guardar un as bajo la manga.
Concéntrese   

Para el trabajador del conocimiento, el trabajo comienza por convertir la información en conocimiento, lo que resulta de orientar diligentemente la atención y la energía en cada tarea. Lo que es usualmente más fácil de decir que de hacer. Las oficinas – incluso para aquellos que realizan “home office” – son un conjunto de interrupciones, y justo el tipo de distracciones que pueden evitar que se complete hasta la tarea más sencilla. Aquí 3 formas de conseguir la manera de obtener ese modo de concentración tan deseada:

¡Pida Privacidad!   

No es correcto asumir que la gente sabe que su estado actual es ocupado o que requiere de concentración; ¡dígalo! Será más difícil que un compañero lo interrumpa si saben que se encuentra bajo presión y requiere estar concentrado.

¡Hágalo del conocimiento masivo!   

Si, efectivamente, somos un mundo conectado, hoy no basta con que la gente a su alrededor sepa que está ocupado, comparta su status online.

Su móvil es una papa caliente, ¡Trátelo como tal!   

El impulso de responder una llamada es natural, póngalo en mudo y sea fuerte, absténgase de contestarlo. Permita que quien le contactó deje un mensaje y lidie entre tanto con el problema, mientras termina con su trabajo o toma un descanso.

Colabore   

Una vez que la información es transformada en conocimiento, se requiere trabajar en el. Compañeros de trabajo, socios de negocio, mayoristas u otros. Desafortunadamente mucha gente opta instintivamente por alcanzar estas metas con juntas, cuando de hecho la colaboración productiva demanda un poco de mayor finesa.

Aquí 3 sugerencias para mejorar en colaboración:

Piense dos veces antes de generar un nuevo “meeting”   

La colaboración no siempre requiere de un meeting. Pregúntese: ¿Este problema realmente requiere de una junta? Puede que observe que el gran problema se resuelve con un par de llamadas o un mensaje instantáneo o dos.

Entre más mejor, es sólo para las fiestas 

Si requiere de una reunión, pregunte: “¿Qué personas requieren forzosamente de estar presentes?, invite solo a aquellas que su presencia sea vital para resolver el problema en cuestión.

Sea objetivo con sus expectativas   

En su invitación sea claro en por qué solicita un “meeting”, por qué se requiere la presencia de los asistentes y cuál es el objetivo. Incluso deje abierta la puerta por si algún asistente opta por no estar presente en caso de que no sienta que puede contribuir.

¡Decida!  

La toma de decisiones en un ambiente colaborativo consta de reunir a la gente correcta con la exacta mezcla de conocimiento y experiencia, para así llegar a la mejor decisión posible. Aunque existen libros completos que enseñan la manera de llegar a la mejor decisión, aquí se exponen 3 sencillas sugerencias:

Promueva el desacuerdo  

Los líderes de grupo deben de fomentar en los miembros del equipo la diversidad de perspectivas, especial respeto y disentir. Sea el “abogado del diablo” cuando evalúe cada propuesta otorgada por su equipo.

Manténgase enfocado  

La toma de decisiones corre el riesgo de desviarse cuando el equipo se distrae y pierde de vista del problema. Mientras se delibera, reflexione continuamente sobre el tema en cuestión y reoriente sus esfuerzos si comienzan a desviarse del rumbo.

Mantenga la boca cerrada y los oídos abiertos   

El aporte de cada asistente de la reunión es vital para evaluar el tema desde todas las perspectivas y tomar una decisión informada. El líder de grupo debe dedicar al menos el 80% de su tiempo escuchando y observando y apenas el 20% hablando.

Si bien nuestros deberes laborales son indudablemente diferentes de los del ex presidente de los Estados Unidos, podemos sacar una lección de él para encontrar nuevas maneras de aumentar nuestra productividad.

Betzabeth Romero, Directora de Jabra México

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario