La inteligencia existencial a las empresas  

  En la vida cotidiana y en la educación de personas es muy importante entender que existen diversos tipos de inteligencia que se deben complementar y fomentar. 

 Este aspecto que en el ámbito educativo ha dado lugar a diferentes sistemas de pedagogía aplicada a los más pequeños, tiene consecuencias más allá de la pedagogía, dado que parecería bastante demostrado que el aprendizaje es un proceso vital que nunca se acaba, y por tanto, todos nos encontramos inmersos en aprender en los más diversos ámbitos. 

Y uno de los espacios donde las personas existimos buena parte de nuestro tiempo vital es en el trabajo. En este sentido, entender estas inteligencias múltiples aplicadas en el ámbito desde las organizaciones tiene mucha relevancia, y en especial, una de las inteligencias que se han descubierto últimamente, la inteligencia existencial.  

 Durante los últimos veinte años, un estudioso de las inteligencias múltiples humanas, Howard Gardner, consideró que normalmente se medía la inteligencia de las personas basándonos sobre todo en dos habilidades importantes, pero no únicas, la lógica matemática y la lingüística. Estas dos, vinculadas sobre todo al cerebro más físico, y la cultura de cada uno, eran las que todo el mundo tenía en consideración a la hora de ver qué facilidades teníamos las personas respecto lo que podíamos hacer más fácilmente. 

 Sería el clásico, “eres de ciencias o de letras”. Pero Gardner consideró que había muchas otras inteligencias, tanto o más importantes, como por ejemplo, tener un control de uno mismo, captar cosas de los demás, tener un sentido del espacio que nos rodea, tener sentido de la música, tener conciencia de la naturaleza, y hasta llegar a ocho inteligencias personales.  

 Todo ello, abrió un debate, que no se acaba, dado que no todas estas inteligencias tienen la misma facilidad para ser medidas, y en muchos casos algunas quedan por develar. Pero en el ámbito educativo, estos estudios dieron lugar a nuevas herramientas pedagógicas y también a enriquecer los programas de formación destinados a directivos, a fin de descubrir y fomentar las inteligencias para conseguir directivos mejores y más completos.  

 De ahí la importancia de una inteligencia que se ha trabajado últimamente, y que se considera básica para un objetivo primordial de las personas, que es llegar a ser felices. Esta inteligencia existencial (también llamada espiritual para algunos entendidos) es la que nos permite trascender la parte material de las cosas, ser creativos, y en última instancia, lograr una felicidad más estable y profunda.  

 Esta inteligencia nos interpela sobre el sentido de nuestra vida, y esto, en las empresas es básico para entender por qué se vinculan las personas al proyecto y para que llegado el momento, pueden cuestionarse si es o no atractivo para ellas. 

 Una empresa que entienda las personas desde todas las dimensiones de su inteligencia potenciará que éstas se puedan desarrollar en todos estos niveles, haciendo que tenga mucho más sentido lo que hace cada uno y también el proyecto global. Las personas pueden dentro de esta organización, dar cabida a proyectos de vida, vincularse durante un tiempo, poder desvincularse durante ciertos periodos y poder volverse a vincular más adelante, sin que ello represente ninguna traición ni tampoco ningún trauma por ninguna de las dos partes. 

 Las personas cuando trabajan con esta inteligencia traspasan la parte meramente material, y son más capaces de aprender de manera más sabia. Tradicionalmente esta inteligencia ha sido reservada y cultivada por los grandes maestros espirituales, los filósofos, los artistas y los creadores, pero realmente, está al alcance de todas las personas.  

 Esta espiritualidad aporta a las personas el hecho de tener un mundo interior que les es propio y les permite tomar distancia de la vida exterior, en momentos de dificultad de todo tipo. Les permite relativizar lo que pasa y encontrar un sentido, con humor y esperanza.  

 Natalia Cuguero Profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).    

Natalia Cuguero: https://www.linkedin.com/in/nataliacuguero/  

 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario