Salesforce – El poder de la pausa placentera 

Sea más feliz en el nuevo año

 Vemos el 2017 con esperanza; pensamos en todas las veces que iremos al gimnasio y en todos los vegetales que comeremos, lo cual estamos seguros de que sucederá este año…

Desde luego, comer sanamente y hacer ejercicio son las resoluciones de Año Nuevo más populares —todos quieren hacerlo—. La meditación también ocupa un lugar importante para mí. Pero seamos honestos: meditar es difícil. Meditar toma tiempo.
Meditar implica fuerza de voluntad, y no siempre la tengo (principalmente gracias a mis adorables, pero muy activos, hijos). Si meditar te hace sentir más estresado, ¿entonces qué caso tiene

Debido a los obstáculos que enfrento para meditar, comencé a intentar trabajar en otro aspecto: la concientizaciónMientras que la meditación es maravillosa*, la concientización me parece algo más viable. Por tal motivo, aprovecharé este nuevo año como una oportunidad de incorporar momentos conscientes en mi vida cotidiana —incluso cuando no me siente a meditar—

Esos momentos los llamopausas placenteras”. Esos descansos me han ayudado a recordar cuántas cosas tengo por las cuales estar feliz, en pequeños y breves instantes.

¿Qué es una pausa placentera? Una pausa placentera es el momento que tomas para disfrutar un momento de silencio, felicidad o calma. No es necesario sentarte en flor de loto en tu jardín zen (todos tenemos uno, ¿no es cierto?). Puedes hacerlo mientras caminas hacia la máquina de café, mientras vas en el autobús hacia el trabajo o incluso en tu escritorio.
Cuando empecé a tomarme esos momentos para disfrutar esas pausascomencé a darme cuenta de que había ciclos durante el día en que esos descansos se nos presentan —dentro y fuera de la oficina—.

Entre más receptiva estoy a esos momentos, más me percato de cuánta alegría me causanY, finalmente, me siento más feliz, todo el día. También he notado que las pausas placenteras me han ayudado a dejar de preocuparme sobre la próxima reunión de presupuesto, la próxima campaña, la próxima presentación, cuando en realidad no debo estar pensando en eso. ¡Es un gigantesco ciclo de alegría y autorrealización! Y, una vez que lo practicas, pueden permitirte cinco minutos completos de paz y felicidad en tu Área de Concientización.

En este nuevo año, los invito a aprovechar esas pausas placenteras —no obstante cuánto duren— para recargar baterías y vivir el presente. Cuando llegue la siguiente ola de trabajo, lo cual es inevitable cuando te mueves a esta velocidad, esas pausas placenteras te ayudarán a ser más participativo y a estar más contento y más dispuesto a hacer tu mejor trabajo.

*Si buscan recursos que les ayuden a comenzar a meditar, recomiendo Plum Village, la primera comunidad monástica fundada por el Maestro Zen Thich Nhat Hanh (Thay) en el sitio web de West.

Jody Kohner, Vicepresidenta del equipo de Participación y Marketing de Empleados en Salesforce.

Recuerda dejarnos un comentario                 

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada       

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario