Las nuevas  modificaciones a la factura electrónica en 2017

A partir del 1° de julio de este año, entran en vigor una serie de modificaciones a la factura electrónica o CFDI con la versión 3.3.

Algunos cambios se concentran a la información que se le da a la autoridad, “el SAT comenzó a detectar inconsistencias en la información, además de campos difíciles de clasificar en la factura, pues no existían catálogos estándares, en esta versión están disponibles catálogos de monedas; en este tema incluso el catálogo permite poner decimales, además de la variación del tipo de cambio de cada una de las monedas, en el caso del dólar, por ejemplo se acepta una variación del 35% hacia arriba o hacia abajo, al tipo de cambio al día en el que se está haciendo la factura”, explicó Marco Antonio Erosa, CEO de Facturador.com.

Un cambio más se aplicará a las facturas por más de 20 millones de pesos, en este caso se tendrá que realizar un proceso de validación con la finalidad de verificar que esa cantidad no se trate de un error de ‘dedo’ o del sistema; el experto dijo que este es un error frecuente que le afecta de manera importante al contribuyente, imaginemos que en vez de facturar unos muebles por 20 mil pesos, la factura salió con un total de 20 millones, lo que genera un problema de impuestos y fiscales.

Por otra parte, el Servicio de Administración Tributaria está publicando un catálogo de cerca de 33 mil  artículos que ahora se deben citar dentro de los inventarios y /o de los conceptos de facturación. Estos artículos los toma el SAT basado en su experiencia de los artículos más facturados en todos los años anteriores. “Este cambio tiene la finalidad de sacar estadísticas y un mayor conocimiento de lo que los contribuyentes estamos haciendo con fines de fiscalización, recaudación y para que se nos pida menor información vía declaraciones informativas, de esta manera las autoridades ya saben cuánto  y qué facturamos, qué estamos haciendo, qué artículos estamos vendiendo, al mismo tiempo que definirán si es deducible o no algún artículo”, dijo Erosa.
Los cambios y actualizaciones que realiza e SAT no son nuevas, comenzaron hace 10 años con la factura electrónica, la nómina electrónica; y ahora lo que viene es la auditoría electrónica gracias a herramientas como el Big Data, lo que da como resultado un mayor control y calidad de la información.  Es el resultado de los procesos de tecnología, procesos fiscalizadores y de cumplimiento con la autoridad.

Cabe mencionar que todas estas modificaciones no tienen que representar un dolor de cabeza para los contribuyentes, ya que finalmente los que se tienen que encargar de ello son los proveedores autorizados por el SAT. Incluso el sistema permitirá realizar los cálculos en las conversiones del tipo de moneda, etc.“En nuestra experiencia, consideramos que dentro de estos cambios el que más impactará a los contribuyentes será el catálogo de artículos, los cuales ya están publicados en la página del SAT, y más para aquellas empresas que manejas cientos o miles de artículos ya que van a tener que relacionar cada uno de ellos con el los que están determinados en el catálogo”, explico el directivo de Facturador.com.
“Es muy importante que el contribuyente conozca toda esta información, para ello, en Facturador.com tenemos también estos datos, además de que pueden accesar a los webinar, para aclarar todas sus dudas. Cabe destacar que el 80% de las PyMES no sabe que vendrán todos estos cambios. Una de las implicaciones por no actualizarse es que a partir del 1° de julio ya no podrán hacer sus facturas como están acostumbrados”, enfatizó Marco Antonio.
Además de lo anterior, a partir de que entren en vigor estas modificaciones, las facturas arriba de 5 mil pesos ya no se podrán cancelar de manera inmediata, “primero tendrán que avisarle al cliente que están cancelando la factura y esperar 72 horas; si el cliente no se inconforma se podrá llevar a cabo la cancelación”, advirtió el experto.

Otro aspecto que será diferente es que se tendrá que hacer un documento de pago cuando el pago se realiza en parcialidades. En cada pago que se efectúe se tendrá que realizar un documento fiscal como un recibo de pago en dónde se tendrá que especificar que ese pago tiene relación con la factura original.

“Con 40 mil clientes en su mayoría MiPyMES, cuentan en facturador.com con los servicios en la nube, es una plataforma en donde le llevamos su contabilidad, nómina, inventarios, control de bancos, entre otros servicios; con accesibilidad desde su Smartphone, el usuario no tiene que preocuparse porque se desinstaló el sistema, o porque hay que actualizarlo, o que perdió información, o le entró un virus. No sólo les hacemos sus facturas, es un completo sistema administrativo; además los servicios financieros en línea son tendencia”, dijo el experto.

Ivonne Álvarez

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario