Renovar la oficina ¿gasto o inversión? 

Dentro de los gastos de una empresa, es muy probable que al final de la lista se encuentre la remodelación de las oficinas y/o la modernización del mobiliario.

Estos conceptos evocan inmediatamente la idea de altas sumas de dinero en artículos y muebles que terminarán por desperdiciarse. El beneficio que da la apariencia estética conjugada con la tecnología, difícilmente resultan elementos que influyan en una decisión primaria.

Sin embargo, elegir el mobiliario, incluir tecnología y elegir un buen diseño, contribuyen a actualizar la manera de pensar y proyectar la empresa hacia el futuro. Invertir en mantener vigente a la organización a través del tiempo y lograr con ello motivar la colaboración, productividad y creatividad en diversas formas.

Gracias a la experiencia de Herman Miller, especialista en diseño e implementación de espacios laborales, logró identificar 4 resultados principales en las compañías que implementaron el Living Office, concepto creado por Miller.

1. Reducción de costos por atracción y retención de talento: Un espacio atractivo, un ambiente funcional, son puntos que los candidatos evalúan previo a ingresar a laborar en una empresa y podría ser un factor decisivo de su permanencia.

2. Ergonomía social: Significa mejorar y optimizar un proceso y no sólo un espacio; lo que implica crear un diseño que realmente pueda maximizar la conexión social dentro de un edificio. Un área colaborativa facilita a los empleados reunirse, compartir ideas y efectuar acciones nuevas en conjunto.

3. Disminución de ausentismo laboral: Largas horas frente a la computadora y poca actividad física, resulta en problemas de salud y por ende en incapacidades, lo que se refleja en la disminución de la productividad.

4. Eficiencia en espacio y presupuesto: Se cree que por aumento de personal es necesario hacer una inversión en el cambio de inmueble; cuando tal vez sólo sea cuestión de analizar la forma de trabajo de los empleados y eficientarlo con la distribución y mobiliario adecuado que les permita un mejor desempeño.

La optimización de espacios implica el uso inteligente de cada presupuesto, en armonía con las necesidades de cada organización. Esta mancuerna representa una inversión que rinde frutos en la operatividad que difícilmente se considera como un gasto que impacte en las ganancias de la compañía. 

Para conocer los casos de éxito de Herman Miller http://hermanmiller.com/research/case-studies.html

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario