Emprendedores mexicanos fortalecen la economía local 

Aunque el INEGI estimo un crecimiento del 2.5 por ciento de la economía mexicana; todos los empresarios tienen la esperanza de que el resto del año sea más prometedor, con un tipo de cambio más estable; además con los temas del Tratado de Libre Comercio y el muro fronterizo un tanto congelados, continúan los desafíos para los emprendedores.

El “ecosistema emprendedor” de México es joven, oficialmente nació en enero 2013 con el Instituto Nacional del Emprendedor, y está por enfrentarse al primer cambio de sexenio, así que no se tiene la certeza sobre el futuro de este proyecto, si continuará  en la siguiente administración o si seguirá con la misma línea. Y es que se crea un ambiente de incertidumbre en las empresas debido al cambio de gobierno, además el nivel de especialización de la mayoría de las stratups mexicanas no ofrece un abanico de opciones muy amplio.

A mediados de 2016, de las 5 startups más exitosas de México, 60% pertenecían al sector financiero y el 40% en los servicios. A nivel general, el 78% de las startups en México están en el sector de los servicios.

A finales de marzo de este año el gobierno federal lanzó el Estímulo Fiscal a la Investigación y Desarrollo de Tecnología (EFIDT), como una medida de incentivar a las empresas para aliarse con investigadores y startups para desarrollar tecnología, lo que abre más el número de oportunidades para los emprendedores que ya desarrollan prototipos o crean soluciones de base tecnológica a problemas trascendentales.

La definición del tipo de proyecto que son beneficiarios de recursos públicos registraron un gran progreso desde 2012 en la solución a los retos financieros que hoy enfrentan las startups dentro del mercado nacional, asimismo en la percepción que la sociedad en general tiene de estos proyectos, lo que trae consigo la confianza del consumidor que se refleja en las ventas.

Según el último informe de avance de la OCDE sobre el ecosistema “startupero” en la región, para el periodo 2014-2016, México cuenta con una alta valoración de mercado (10 y 999 mdd), el segundo lugar en diversificación regional de los ecosistemas (CDMX,GDL, MTY, etc.), la segunda economía más activa en capital de riesgo y la más activa en creación de espacios coworking, aceleradoras e incubadoras de negocio.

Quizás, los espacios coworking son los más relevantes en el fortalecimiento de la economía nacional, ya que fungen como “semilleros” de proyectos al tiempo que mejoran la generación y transmisión delas ideas entre emprendedores, concentran en su interior un volumen de negocio derivado de la actividad comercial de cada emprendedor y startup, deslocaliza las zonas de trabajo dentro de las ciudades y permite mediante esquemas de costos fijos una mejora significativa en los procesos administrativos de las mismas, facilitando su desarrollo y trasladando hacia el mercado local los costos operativos de los proyectos.

Es sin lugar a dudas una cadena de financiamiento dinámica de bajo costo para el gobierno con un impacto social y de bienestar elevado para México. 

Redacción 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario