Comunidades Digitales, para unir a los fabricantes con los usuarios finales

En la era digital que vivimos, los colaboradores de una empresa pueden tener acceso a información de verdadero valor agregado.

Gracias al Internet, hemos regresado al uso y aprovechamiento de la información en las comunidades, para aprender y para compartir nuestras experiencias. A este moderno esquema de información se le llama Comunidades Digitales.

Las comunidades surgen desde hace miles de años, donde el que conocía la tierra, sembraba; el artesano, tejía; aquel que vivía a la orilla del mar, pescaba, etc. Y así, se intercambiaban sus bienes, formando comunidades de consumo. Como se trataba de comunidades cerradas y cercanas, la información sobre la calidad y estado de las mercancías se expresaba en el momento de realizar las operaciones de trueque.

Al llegar la revolución industrial, la fabricación masiva de productos y su envío a tierras lejanas para su uso, separó al fabricante del consumidor a tal grado, que se perdió la comunicación que pudiera ayudar en la mejora continua de lo fabricado.

Hoy en día, la tecnología permite nuevamente enlazar a las comunidades, sin importar su tamaño o el lugar del planeta en que residen. Lo podemos ver en grupos afines a un deporte específico, aficionados a cualquier hobby en particular, pacientes con la misma enfermedad, usuarios de un mismo producto, etc. Todo esto fue posible hasta hace unos años gracias al Internet.

 Sin embargo, esto apenas comienza, ahora las marcas están volteando al uso de las Comunidades Digitales y le están apostando a ello para obtener información y generar incalculable valor agregado a sus seguidores.

Tal es el caso de Club Microsip, una plataforma privada de Comunidad Digital con el principal objetivo de contribuir al mejor uso de sus sistemas. La colaboración entre usuarios y la retroalimentación al fabricante de las necesidades en las empresas, son otros objetivos de la plataforma.

La industria de las Comunidades Digitales no es nueva, tiene más de 5 años en países como Estados Unidos y algunos de Europa, donde cientos de marcas han adoptado esta tecnología. En nuestro país, Microsip es una de las primeras marcas mexicanas que apuesta por esta herramienta, buscando los beneficios que pueda proporcionar a sus clientes y usuarios.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario