Latinoamérica inspira al mundo a través de Los Mejores Lugares de Trabajo

Latinoamérica es una región que se caracteriza por contar con organizaciones llenas de personas orgullosas, de colaborar en equipo, deseosas de desarrollarse como profesionales y seres humanos, con grandes anhelos de trascender y de transformar, en cada país donde se encuentran, en mejores lugares para vivir y trabajar.

Los más de 23 mil colaboradores representados en el estudio de Ambiente Laboral 2017 de Los Mejores Lugares para Trabajar que realiza Great Place to Work en 12 países de la región, son testimonio de ello.

Las organizaciones pertenecientes a la lista presentan altos niveles de confianza que traen como resultado que las relaciones internas entre líderes-colaboradores-organización sean sanas. Este año, el nivel de confianza promedio en los 100 Mejores Lugares para Trabajar de la región alcanzó el 89% de favorabilidad, reflejando una percepción altamente positiva de los empleados ante las organizaciones en las que colaboran.

De manera general, los resultados revelan un sector de Servicios Profesionales cada vez más fortalecido, mostrando el nivel de confianza más alto con relación a las demás industrias y, además, revelando un avance con relación al año pasado.

Con relación al número de colaboradores y estructurados por categorías, el sector de empresas pequeñas y medianas destacó en el nivel de confianza, superando incluso el promedio de los 100 Mejores Lugares para Trabajar, con un 92% de favorabilidad, indicando que 9 de cada 10 colaboradores de estas organizaciones viven una experiencia positiva consistente en sus lugares de trabajo.

Y, ¿cómo se promueve la creación de este tipo de lugares de trabajo? Hace más de 20 años, la visión de Robert Levering, fundador de Great Place to Work, ofreció una nueva perspectiva que abrió los ojos a miles de líderes empresariales e institucionales de todo el mundo, demostrando que toda organización puede transformarse en un excelente lugar de trabajo.

Es a través de la vivencia de competencias culturales como la Credibilidad, Respeto, Imparcialidad, Orgullo y Compañerismo donde ello puede ser posible. En el caso de Latinoamérica, ésta se destaca por sus niveles de Orgullo y Compañerismo, aspectos que resaltan la calidez de la cultura y la gran capacidad de colaboración que pueden significar grandes trampolines para alcanzar niveles aún más elevados de éxito como organizaciones, contribuyendo al desarrollo socio-económico de la región.

De manera más específica, Latinoamérica hace que sus fortalezas sean aspectos que revelan un fuerte sentido de compromiso y engagement por parte de los colaboradores.

Más del 96% de los empleados presentan una percepción positiva con respecto al trato justo y no discriminatorio en temas de edad, orientación sexual, género y raza dentro de sus organizaciones, demostrando que la equidad es un tema primordial en ellas.

Además, la calidez de la cultura latinoamericana resalta en temas de bienvenida e integración de nuevos colaboradores e incluso en movimientos dentro de la misma organización, ya que existe una percepción positiva del más del 95% a este respecto.

También es importante subrayar que los colaboradores pertenecientes a estas organizaciones, a lo largo y ancho de la región, son al mismo tiempo embajadores y promotores de sus culturas, ya que 9 de cada 10 personas muestran un gran orgullo de decirle a los demás que colaboran para su marca.

Para explicar cómo se da el sentido de pertenencia de los colaboradores hacia las organizaciones de la región, se reveló a través de un estudio de correlaciones, que el engagement está relacionado fuertemente con una opinión positiva del lugar de trabajo en cuanto a su percepción como entorno saludable, con el hecho de que los colaboradores presenten un sentido de trascendencia en su propio trabajo, que encuentren en la organización un lugar donde contribuir al mejoramiento de la sociedad, en donde se sientan empoderados para tomar y asumir decisiones y, que sean remunerados de manera justa y equitativa.

Con gran honor, Great Place to Work ha sido testigo del gran motor que representa Latinoamérica en el mundo. Estratégicamente, representa un impulsor para el desarrollo social y económico global que año con año se fortalece a través del aprovechamiento y liberación del potencial de las personas.

Los Mejores Lugares para Trabajar de Latinoamérica lo saben y son ejemplos de cómo, a pesar de las circunstancias que se viven localmente en cada país y en conjunto a nivel región, es posible inspirar al mundo en la creación de excelentes lugares de trabajo para todos.

Sin dudas, aunando compromisos, podemos llevar a Latinoamérica a ser la mejor región del mundo para trabajar y vivir, partiendo de hacer mejores lugares para trabajar, mejores negocios y mejores países para todos.

Jennifer Amozorrutia / Knowledge Management / Great Place to Work México

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario