Cómo deben ser los líderes y los entornos que conecten a todas las generaciones

La comunicación y la adaptabilidad son algunas de las características de los líderes y los espacios diseñados para su liderazgo.

Desde hace unos años, los entornos laborales se han convertido en un espacio donde conviven cinco generaciones diferentes, todas con habilidades, visión y entendimiento contrastantes. En ese sentido, un liderazgo efectivo entre las organizaciones se ha vuelto crucial para aprovechar el potencial, creatividad y talento de las empresas.

De acuerdo con expertos en diseño de Steelcase, los líderes de hoy no pueden aislarse de su equipo, deben integrarse por completo para enfrentar retos e identificar oportunidades en conjunto en un panorama complejo, competitivo y multigeneracional.

Es así que la movilidad y la tecnología se suman a la ecuación transformando los lugares de trabajo en espacios de liderazgo, donde tanto como centennials y millennials pueden colaborar con la Generación X y Baby Boomers, quienes a su vez se adaptan a los giros tecnológicos que modifican la naturaleza de sus roles.

Líderes de empresas globales reconocen cómo están cambiando los ecosistemas de trabajo generando un impacto fundamental en cómo laboran las personas, por lo que remarcan la necesidad que ellos mismos tienen de renovarse.

El perfil de dirigentes que puedan marcar la pauta para todas las generaciones debe basarse en primera instancia en una fuerte cultura laboral, así como en un entorno que promueva la colaboración, la comunicación y la creatividad de manera activa colocándolos en el centro del flujo de las ideas y las personas. Al reducir los muros y barreras que separan a los líderes de los empleados, los entornos laborales procuran relaciones más sólidas y un ecosistema más enriquecedor.

 El prototipo del líder de hoy que tiene la capacidad de conectar con el talento de todas las generaciones en la empresa implica:

Ser un curador de cultura laboral:

Una de sus labores es comunicar clara y continuamente los valores de la compañía alineándose a las personas de todas las edades y niveles. Esto no sólo es el fundamental para un mejor ambiente, sino para el éxito de los negocios.

Proximidad:

A diferencia de los esquemas tradicionales en los que la estructura piramidal proyectaba liderazgo, los profesionales jóvenes, los ejecutivos y empleados de todas las antigüedades en la compañía necesitan líderes que estén presentes en todo momento y que no pongan barreras en su estilo de dirección, ni física ni tecnológicas.

Resiliencia:

Las personas responsables de guiar a los equipos deben ser adaptables, es decir, trabajar enfocadas a la movilidad que demandan los diferentes colaboradores y sus tareas. Estos, a su vez, requieren de espacios que soporten el flujo de trabajo e información para que sea consistente, constante y armonioso.

Empatía:

Además de hacerlo a través de sus acciones, los líderes deben procurar que todos los miembros de un equipo estén cómodos en su entorno y tenga la posibilidad de cumplir sus tareas sin interrupciones o problemas. La tarea de procurar el bienestar es básica para los líderes de hoy, quienes tienen entre sus prioridades crear un espacio en que el desempeño de los empleados no esté limitado por el estrés u otros factores físicos y emocionales.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario