¿Cómo puede aprovechar una tienda minorista su red Wi-Fi? 

La venta minorista está enfrentando muchos retos, los almacenes físicos son caros de operar, los márgenes de producto son mínimos y la competencia en línea está tomando participación.

Pero existe una oportunidad enorme para que los minoristas transformen la experiencia de cliente a algo más inmersivo.

Actualmente más consumidores utilizan Wi-Fi en su experiencia de compra. Los minoristas que no aprovechen su infraestructura de Wi-Fi existente para interactuar con sus clientes están perdiendo una gran oportunidad de ser relevantes.

La venta al detalle tiene la ventaja de estimular los cinco sentidos del cliente y crear una experiencia extraordinaria en el almacén. Esto se puede lograr de varias formas con la conectividad a través de redes Wi-Fi de alto desempeño. Sin embargo, un Wi-Fi ineficiente en un entorno minorista puede perjudicar la experiencia del cliente.

Los consumidores están influenciados por las redes sociales. Esperan la misma experiencia personalizada con los minoristas que la que obtienen con vendedores en línea. Las tiendas pueden aprovechar el Wi-Fi de visitantes para personalizar el contenido. Una buena página redirigida debe incluir la invitación a comprar. También debería contener un mensaje personal que hace a los clientes sentirse especiales, así como ofrecer información valiosa y herramientas de compra útiles para hallar los productos correctos a buen precio. La red Wi-Fi debe interactuar fácilmente.

El Wi-Fi puede analizar las visitas totales a un almacén, proporcionar datos en tiempo real de espacios de venta y es capaz de brindar servicios basados en la cercanía a los clientes que acepten. Los consumidores pueden utilizar cupones y escanear códigos QR en la tienda. El comportamiento de los clientes da información al almacén para que este envíe promociones o anuncios por correo electrónico que los compradores verán cuando navegan en línea.Los minoristas necesitan decidir qué tan personalizado quieren dar el servicio.

 Ruckus, parte de Brocade, ayuda a los minoristas a interactuar con sus clientes a través de su infraestructura de red y potencialmente obtener ganancias de estas interacciones. La tecnología de Ruckus proporciona mayor rendimiento que permite a los usuarios conectarse a la red Wi-Fi con mayores beneficios.

Algunas soluciones de Ruckus para la venta minorista son: Ruckus Beam Flex (arreglo de antenas compacto), el ZoneFlex R700 (punto de acceso de WiFi inteligente), los servicios basados en la ubicación (LBS) que permite a los minoristas mejorar la forma en la que interactúan los clientes, el Ruckus SmartZone 100 (SZ100) es un controlador LAN inalámbrico escalable que resuelve los retos de red que enfrentan los almacenes, entre otros.

El personal de mercadotecnia debe comunicarse y colaborar con el equipo de TI para establecer la infraestructura, aplicaciones y flujos de trabajo apropiados. También se debe implementar un sistema de pruebas continuas de la experiencia con el Wi-Fi que incluya notificaciones cuando el rendimiento de la red Wi-Fi no cumpla con las metas establecidas.

Los compradores pueden estar dispuestos a compartir información personal a cambio de acceso a descuentos y mejores experiencias. Por su parte, los almacenes deben usar la tecnología de red como una herramienta para mejorar, recompensar y personalizar la experiencia de los clientes en la tienda.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario