¿Hacia dónde apunta el futuro de las ventas en línea?

Hablar de la omnicanalidad, implica una manera futurista de hacer negocios, pues para poder competir es preciso contar con un sitio de venta en línea, carecer del representa una desventaja frente a la competencia.

Y es que los clientes de hoy necesitan un plus para ir a comprar, para ellos es decisivo sentirse importantes y únicos para la marca; por lo que las compañías deben ofrecer experiencias exclusivas a cada uno de sus clientes para hacerlos sentir en un punto de encuentro y no en un punto de venta.

Para cumplir con estos objetivos la omnicanalidad puede ser un gran aliado, ya que permite al consumidor poder elegir el canal mediante el cual desea iniciar una comunicación o una compra, sin que esto elimine la consistencia en su experiencia. Para mantener esta coherencia es necesario que exista un departamento dedicado a crear una comunicación unida, independiente al medio por el que se transmita.

Por lo que se requiere aplicar cambios en materia de omnicanalidad y logística. Es importante mencionar que las variaciones no aseguran nada. Es probable que en los sitios en línea se integren videos interactivos acerca de cómo se ve el producto en la vida real y en diversas situaciones. Por ejemplo, cuando un cliente desee comprar alguna cámara de video, será necesario que antes de la transacción él pueda ver algún video grabado o la manera en la que puede ser utilizada bajo varios escenarios.

De igual manera, otro cambio que puede ser previsto es cómo las tiendas pasan a ser nuevos centros de distribución.

“En materia de retail, por la sensibilidad de inventario y la velocidad en que se vuelve obsoleto, se está aceptando que tiene que haber algo más”, mencionó Antonio Rivero, director regional de ventas para Latinoamérica de Manhattan Associates.

Cuando un producto no lograr venderse de la forma en la que se quisiera, por lo regular disminuye su precio, pero éste a veces es menor al costo del transporte del producto. Al implementar estas nuevas tendencias de una plataforma de omnicanalidad se logra que los mismos establecimientos puedan surtir a los consumidores que están cerca de ellos, con lo que se reduce el costo logístico de la mercancía.

La tecnología es otro cambio que impactará la omnicanalidad, ya que para conocer las preferencias de nuestros clientes, tanto en canales como en productos, será necesario implementar nuevos métodos analíticos que puedan predecir siguientes compras o mostrar productos similares al consumidor. De esta manera, podemos asegurar siguientes  adquisiciones en el sitio, que se ajusten a las necesidades y gustos de nuestros clientes.

Los cambios tecnológicos día con día se hacen más presentes, con ellos viene también una nueva ola de consumidores con gustos y exigencias propias, por lo que es importante estar actualizado y contar con las plataformas digitales necesarias para poder hacerles frente.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario