Las cinco grandes amenazas para nuestras finanzas en vacaciones 

Aunque las vacaciones están por terminar, es importante mantenerse alertas y prevenidos ante los peligros colaterales que implican los viajes y los paseos.

 
Los expertos en servicios y tecnología de ciberseguridad de S21sec, advierten que los cibercriminales innovan constantemente para detectar nuevos métodos para lograr sus propósitos, los riesgos se multiplican y los usuarios debemos mantener la guardia alta.

 
“Es necesario tomar ciertas medidas para asegurarnos de que nuestras finanzas también están seguras durante las vacaciones, una de las épocas del año en la que se incrementa el uso de estos medios” destacó Adrián Canales, consultor de seguridad de S21sec.

 
Las cinco principales amenazas en los medios de pago que en esta época vacacional podrán tener mayor incidencia:

 
1. Cajeros automáticos: el 79.9% de los mexicanos vacacionistas prefieren el efectivo como forma de pago primordial, según ComparaGuru.com pues en los viajes es más complicado salir a buscar un cajero.

Las principales amenazas en las redes de cajeros de todo el mundo son el jackpotting o los ataques lógicos dirigidos. Como usuarios sólo podemos hacer frente a las señales físicas del cajero. Es preciso prestar atención al momento de introducir la tarjeta. “Dicha parte del cajero es sustituida por los cibercriminales para registrar nuestra tarjeta y clonarla, si lo notamos suelto o mal colocado, renuncia a sacar dinero y avisa a las autoridades”, destaca Canales

 
2. Establecimientos y terminales de pago: Al igual que sucede con los cajeros en vacaciones, visitamos tiendas o lugares no conocidos con tarjeta de crédito. Comercios, restaurantes, hoteles…en los comercios en donde no dispongan de una terminal móvil, se debe acompañar al empleado para asegurarse de que se le dé el uso correcto.

“Además se debe solicitar el recibo del pago, pues en ciertas zonas geográficas puede no haber sincronía en el pago y el número de la tarjeta suele ser almacenado temporalmente en ciertos puntos de venta”, explicó Canales.

 
3. Tecnologías inalámbricas de pago: al desplazarnos surgen imprevistos y en algunos casos nos vemos obligados a conectarnos a WiFis públicas para realizar transacciones bancarias. Si la WiFi es sin contraseña, se debe evitar, ya que puede haber equipos en modo de escucha que intercepten las comunicaciones y robar nuestros datos y credenciales.

 
Con el Internet de las Cosas se utilizan además del smartphone, el smartwatch, pulseras con monedero electrónico, para realizar transacciones. Estos elementos utilizan la tecnología Near Field Communication, que permite acercar físicamente dos dispositivos para realizar una transferencia bancaria. Las medidas de seguridad de esto elementos deben pasar siempre por la descarga y uso de aplicaciones oficiales desde un marketplace de confianza.

 
4. E-Commerce: los riesgos del e-commerce y los medios de pago van casi siempre vinculados a las páginas webs fraudulentas por lo que se recomienda visitar y hacer transacciones únicamente en sitios de confianza.
Se debe estar atento a ataques de phishing que pueden infectarnos con malware o solicitar datos de la tarjeta bancaria para realizar compras después. Los expertos destacan que nunca se debe abrir un archivo adjunto de un mail con remitente desconocido.

 
5. Compartir dispositivos: en las vacaciones ciertos hábitos suelen relajarse y es usual que se compartan los dispositivos. Ya sea el smartphone o la tablet. Es muy importante utilizar contraseñas seguras y no dejar que los menores jueguen sin supervisión.

 Asimismo, los niños son más susceptibles de pinchar en links indebidos o, incluso, podrían entrar en páginas webs de comercio electrónico donde tengamos cuentas activadas y realizar transacciones sin nuestro conocimiento.
Además de estas cinco áreas de riesgo principales, los expertos aluden a la importancia de hacer la seguridad efectiva en el tiempo. Esto es, si vamos a viajar a un país extranjero, por ejemplo, tendremos que contactar previamente con nuestro banco para asegurarnos qué transacciones tenemos autorizadas y si tenemos límites de cantidad.

Durante el viaje debemos tener en cuenta todas las precauciones mencionadas y, a nuestro regreso, los investigadores señalan que es recomendable volver a hablar con nuestro banco o acceder a las cuentas para comprobar que todo es correcto.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario