Yo, tú y Nosotros (Todos).Dos valores para fomentar 

Son las 6:00 a.m., y como todos los días emprendo la rutina de levantarme, prender la televisión y mientras me alisto para ir al trabajo, escucho las noticias para saber cómo estará el clima durante el día, el tráfico y por si fuera poco nuevamente está en la agenda nacional e internacional la inseguridad, la pobreza, desigualdad y sobre todo el tema económico y financiero.

 
Al ir en el coche hacia el trabajo, nuevamente escucho las noticias en la radio donde retoman la problemática que enfrentará México durante el cierre de este año y los venideros.

 
Mi invitación a cada uno de ustedes para participar en la solución de esta gran tarea, es que tenemos primero que reconocer que formamos parte de una gran sociedad, la cual está constituida de personas que al mismo tiempo conforman tres grandes sectores, el Privado (empresas), Gobierno (en sus tres órdenes: Municipal, Estatal y Federal) y el Tercer Sector (organizaciones de la sociedad civil, también conocidas como Organizaciones no Gubernamentales o sin fines de lucro), que en todo momento benefician o afectan a través de sus acciones a toda la sociedad.

 
Por lo tanto, el papel que cada uno de nosotros ya sea de forma individual o colectiva debemos emprender y fomentar en beneficio de todos es decir de México, es a través de pequeñas acciones que promuevan el bienestar de todos, al reconocer que mi aportación es parte de la solución o bien mi indiferencia perjudica a todos, por ejemplo:

 
· Ante la actual crisis económica que estamos padeciendo y el despido de muchos mexicanos que están perdiendo su empleo, una de las mejores formas de fortalecer la economía local, regional y nacional, es que consumamos artículos o servicios mexicanos ya que de esta forma garantizaremos en el corto, mediano y largo plazo un beneficio positivo a toda la sociedad, al no permitir que más personas pierdan su empleo y así garantizar que las familias mexicanas tengan un ingreso que les permita sobreponerse al tema económico.

· También podemos apoyar de forma personal, familiar, empresarial o grupal el trabajo que realizan las Organizaciones de la Sociedad Civil, a través de nuestro talento (trabajo voluntario), apoyos económicos o productos en especie, ya que a través de ellas se apoya de forma organizada y profesional a los grupos de personas vulnerables que por sus condiciones no tienen los recursos suficientes para su desarrollo, donde se encuentran en muchas de las veces las personas más pobres por ejemplo: comunidades indígenas, niños huérfanos, enfermos, mujeres, etc.

Tu como padre de familia, maestro, profesionista o mexicano tienes el deber de trasmitirle a tus hijos, alumnos, familiares y amigos la importancia de colaborar de forma conjunta o individual en beneficio de la sociedad, es decir compartir a través de pequeñas acciones el valor de la Solidaridad como herramienta para enfrentar las problemáticas sociales que nos aquejan. Es así como podríamos entender que el valor de la solidaridad no solo es altruismo o filantropía, generosidad o caridad, fraternidad o amor, sino reconocer la importancia de mi persona en beneficio de toda la sociedad.

Por si fuera poco no basta con fomentar solo el valor de la Solidaridad para enfrentar los retos que nos aquejan como sociedad, comunidad, familia, etc. que, si bien es parte de la garantía de la convivencia social y por lo tanto de la responsabilidad individual, social y empresarial, tenemos que promover también la Subsidiariedad entendida como la coordinación de las actividades de la sociedad en apoyo de la vida interna de las comunidades locales o bien de las personas que por sus condiciones no cuentan con el apoyo para un buen desarrollo.

Como pueden apreciar, ante la urgente necesidad de resolver los problemas que nos aquejan como sociedad mexicana, dos valores y herramientas a la vez, que pueden ayudarnos al reconocer que nuestra participación tanto individual como colectiva es  sumamente importante, son tanto la Solidaridad como la Subsidiariedad, ¿no lo crees?

Discurso del Santo Padre Benedicto XVI a los participantes en la XIV sesión plenaria de la academia pontifica de ciencias sociales, sábado 3 de mayo de 2008.

Mtro. Juan Carlos Sánchez López. Académico de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario