6  estrategias para que tu evento corporativo sea todo un éxito 

 

 La  organización de un evento es esencial para mejorar la visibilidad para la marca, educación al cliente, promoción empresarial y una experiencia enriquecedora para la empresa. 

 

 De  ser un evento exitoso, esto se puede reflejar en el incremento de las ventas. De hecho, cerca de un 89% de profesionales de marketing apuestan por los eventos como estrategia de crecimiento, según el estudio Customer Attainment From Event Engagement.  En opinión de los encuestados, esta clase de eventos generan y aportan un valor notable a su marca. 

 

 Es  importante recordar que organizar eventos empresariales no es tarea de un solo día. Se deben considerar varios aspectos para que la reunión cumpla sus objetivos. 

 

  En  base a esta información, The Room comparte  seis consejos que te ayudarán a tener un evento exitoso: 

 

.  Ten claros los objetivos del evento: esto para definir si vale la pena organizar un evento y de qué tipo. Por ejemplo, si es para promocionar un nuevo producto, presentar cambios estructurales, generar networking o  simplemente para motivar a los empleados. 

 

 Ya  que estén definidos los objetivos, sabrás cuál es el formato más adecuado, es decir, si buscas educar a tus clientes, puedes considerar un seminario o conferencia; si lo que quieres es llegar a la prensa, un desayuno acompañado con una sesión de preguntas  es lo ideal; o si lo que pretendes es hacer networking y  vincular actores clave, entonces un cocktail,  cena o evento de lanzamiento es lo más apropiado. 

 

 

.  Buscar el lugar adecuado: por ejemplo, si celebrarás el lanzamiento de  marca para clientes selectos, es recomendable que sea un lugar íntimo, mientras que, si  se trata de la celebración de fin de año, puede ser más informal como en un jardín o un salón amplio. 

 

 Asimismo,  la ubicación influye mucho en la asistencia, busca un espacio cercano a la zona de oficina. Una celebración lejos de la ciudad podría complicar la agenda de los invitados. 

  

.  Esmérate en las invitaciones: localiza y comunícate con las personas adecuadas, háblales sobre la próxima celebración y aunque todo se guarda de manera digital, una invitación impresa se considera un trato cordial. Estas deben ser equilibradas entre creatividad,  seriedad y precio. 

 

.  Crea una experiencia digna de recordarse: expertos afirman que un cliente siempre está dispuesto a comprar o recomendar un producto después de vivir una experiencia agradable previo a su adquisición. 

  

Busca  que el cliente se involucre, interactúe con el producto y pueda darte su opinión, de esta manera quedará satisfecho de tu evento y solo tendrá comentarios positivos. 

 

.  Acompáñalo con comida y bebidas: para una experiencia completa puedes recurrir al catering. El contexto del evento determinará la clase de alimentos más adecuados, por ejemplo, si es una celebración de fin de año, una carta de comida completa es lo más conveniente,  sin embargo, si es algo de poca duración, canapés o cócteles es lo más práctico. 

 

 

.  No olvides las redes: si tu evento no tiene ninguna mención en las redes, prácticamente no existe para tu audiencia. Asimismo, ofrece servicio de Wi-Fi  a tus asistentes, genera un hashtag acorde a tus necesidades y motiva a tus asistentes a hablar de la celebración. 

 

Vivimos  en una era en donde todo está conectado, por lo que es absolutamente necesario disponer de una página web o redes sociales que vayan de acuerdo a tus metas.

 

El  uso correcto de las redes sociales antes, durante y después de  la celebración  es muy importante, por lo que contar con una red Wi-Fi  fiable, robusta y gratuita es básico, así podrán compartir e interactuar durante el evento  en tiempo real. 

 

Redacción 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario