Los 3 Trabajadores jóvenes afrontan más desafíos en la era de la automatización

 Los hallazgos muestran que, si se mejoran las habilidades, estudios y oportunidades de trabajo para los jóvenes, a largo plazo podrían generarse 1.2 billones de dólares en los miembros de la OCDE.
 Los resultados del reporte PwC Young Workers Index 2017 comparan los porcentajes de participación en el empleo, la educación y la capacitación de los jóvenes que se encuentran entre los 16 y 24 años en 34 países de la OCDE.
 El informe también evalúa qué lecciones políticas se pueden aprender de quienes presentan el mejor desempeño y se enfoca particularmente en los desafíos y oportunidades que presenta la automatización a largo plazo. En lo que respecta a la OCDE, los resultados del estudio incluyen:
 . La proporción de trabajadores jóvenes que no están estudiando, trabajando o en capacitación (NEET, por sus siglas en inglés) volvió a bajar a sus niveles anteriores a la crisis, aproximadamente 17% en promedio en los países de la OCDE. Sin embargo, los niveles de desempleo de los jóvenes sigue siendo altos en muchos países, sobre todo en el sur de Europa.
 . En promedio, los estudiantes con antecedentes socioeconómicos más bajos tienen tres veces más probabilidades de no alcanzar un nivel básico de conocimientos especializados en campos científicos.
 . Esta disparidad es especialmente pronunciada en hombres jóvenes con niveles bajos de educación, quienes pueden enfrentar riesgos frente a la automatización de hasta 50% a principios de 2030, en comparación con sólo el 10% de hombres y mujeres con estudios universitarios.
 . Si se reducen los niveles de NEET de los países de la OCDE a los mismos niveles de Alemania, uno de los mejor posicionados en el Índice, podría incrementar el PIB total de la OCDE en aproximadamente 1.2 billones a largo plazo.

 
John Hawksworth, Economista en Jefe de PwC, comentó: “La automatización, a través de tecnologías como la IA y la robótica, impulsarán la productividad y la prosperidad y, por lo tanto, generarán nuevas oportunidades para los jóvenes que cuenten con las habilidades necesarias“. Sin embargo, nuestro análisis también muestra que muchos jóvenes con niveles más bajos de educación, especialmente hombres jóvenes en sectores como el detallista, la transportación o la manufactura, podrían afrontar retos importantes debido a la automatización si no incrementan sus habilidades durante sus carreras.
Será fundamental enfocarse en proporcionar a los jóvenes la educación adecuada y la capacitación vocacional con el fin de prepararlos mejor para empleos cada vez más automatizados. En términos generales, Suiza, Islandia y Alemania ocupan los tres primeros lugares del PwC Young Workers Index.
Alemania ha mejorado aún más sus altas puntuaciones este año, ya que las tasas de desempleo y NEET de los jóvenes han continuado disminuyendo.
Estados Unidos, Reino Unido, República Checa, Canadá y Polonia se encuentran entre las naciones que han ascendido en el ranking, en comparación con el año pasado.

En relación con el desafío a largo plazo de la automatización, el estudio descubrió que los jóvenes que tienden a comenzar a trabajar en empleos de medio tiempo dentro de la industria detallista, hotelera y de servicios alimenticios, afrontan riesgos relativamente altos de que estos empleos se automaticen a principios de 2030.
 En contraste, aquellos con sólidas capacidades en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) pueden correr menos riesgos de automatización en la mayoría de los países de la OCDE. Los sectores que se enfocan en las capacidades STEM siguen siendo empleadores relativamente pequeños para los trabajadores jóvenes, pero la demanda para estas capacidades está aumentando rápidamente, lo que generará escasez de dicho talento.
 Es necesario hacer más para incrementar las capacidades STEM, especialmente para los jóvenes con menos recursos, si no queremos que a largo plazo las nuevas tecnologías digitales se sumen a la desigualdad de ingresos y recursos.
John Hawksworth, agregó: “Hay lecciones que debemos aprender de los países con mejor desempeño en nuestro Índice, como Suiza, Alemania y Austria, que tienen sólidos programas de capacitación vocacional para jóvenes “. Los países con un buen nivel de capacidades STEM, como Japón, también salieron bien en nuestro índice y pueden progresar más, ya que los avances tecnológicos hacen que este tipo de capacidades cobren mayor importancia. Nuestro análisis muestra que otros países podrían obtener grandes ganancias económicas si invierten más en estas áreas.
Más informes: www.pwc.com/mx

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario