Sin control o automatización, una PyMe no sobrevivirá hasta la tercera generación

Empezar y mantener una empresa no es una tarea sencilla, pero cuando tenemos éxito lo que deseamos es compartirlo con nuestra familia y que el negocio prospere para futuras generaciones.

Sin embargo, si tienes una empresa manufacturera y llevas tus procesos de producción con el apoyo de un programa como Excel, esto será casi imposible.

Aproximadamente el 70% de los negocios en México no logran sobrevivir a la tercera generación, a esto se suma que los años de vida promedio de una empresa familiar es de 25 años, según datos de una reconocida consultora con sede en Holanda.

Ante este panorama, es necesario destacar que los principales problemas de las compañías manufactureras se encuentran en su control de inventario, control en los tiempos de fabricación, y el control de los costos de fabricación.

Si has notado que tus fórmulas de producción están resguardadas con una sola persona y sólo las conoces tú o el fundador de la empresa, o si te has percatado de que únicamente uno de tus empleados conoce cómo hacer un producto, es importante considerar la necesidad de implementar un mayor control en tus procesos de fabricación. 

Dorian Martínez, director de la franquicia Microsip en Tlalnepantla, menciona que al no tener control en la fabricación, en la materia prima y sus costos es como vender con ojos cerrados. “Por ejemplo, si no controlas tu materia prima y compras lo primero que se te presente, puede que adquieras un producto de mayor costo, lo que repercutirá en la rentabilidad de la mercancía y en la relación con el cliente”, afirma Martínez.

Aunado a que si no sabes qué vendes, a qué costo, a quién, en qué temporadas y cuál es tu producto más vendido, no podrás producir con anticipación y tener mercancía en el stock para cuando la necesites. Ante estos problemas, contar con las herramientas adecuadas, como un sistema administrativo para la buena gestión de tu producción puede ser una solución.

Los beneficios de contar con un sistema administrativo a corto plazo son: 

Tener gran visibilidad en tu producción

Identificar las estructuras y componentes de fabricación de tus productos

Tener controles de calidad

Conocer tus tiempos de fabricación y lograr reducirlos

Identificar los problemas, tanto con máquinas o empleados, y darles solución o corregirlos

Dar seguimiento ordenado a los lotes

Por otro lado, los beneficios a mediano plazo serán: 

Anticipar tu producción

Mejorar tu planificación en la fabricación

Tener una adecuada administración de pedidos e insumos, al conocer a fondo tus fórmulas de manufactura y la lista de materiales que necesitas tener disponibles

Mayor satisfacción de clientes y conocer a potenciales compradores

Mayor facilidad al abrir nuevas unidades de negocio

Perla Sáenz, directora de la franquicia Microsip en Chihuahua comenta que con un sistema administrativo se puede saber hasta 12 semanas antes qué es lo que se tiene que producir, monitorearlo y saber qué porcentaje de la producción está completado, para que así el proceso de fabricación sea rápido.

Finalmente, es importante señalar que con la implementación de un sistema administrativo aseguras un mayor control en tu empresa, lo que permitirá que ésta siga creciendo en manos de terceras generaciones, así como mejorar gradualmente el funcionamiento, sin dejar a un lado la esencia de la compañía.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario