Estados Unidos, mercado potencial para las franquicias mexicanas 

  

Para las Asociación Mexicana de franquicias (AMF), las enseñas mexicanas decidieron dar el gran paso a la internacionalización de sus servicios, sustentadas con un crecimiento sectorial cuatro veces más rápido que el de la economía nacional. 

  

  

Con un bajo nivel de fracaso, la fortaleza de este modelo de negocio sigue atrayendo el interés de los inversionistas, quienes ven en al apoyo, capacitación y asesoría del franquiciante una manera de emprender un negocio de bajo riesgo, por lo que Estados Unidos se convirtió en un mercado interesante para impulsar la expansión de este tipo de negocios, que es uno de los más importantes de nuestro país. Por lo que el 40% de las marcas franquiciantes mexicanas pretende expandirse al país vecino, aseguró Ferenz  Feher, CEO de la consultora Feher & Feher. 

  

  

Por ejemplo, un empresario apostó por la apertura de una sucursal de El Tizoncito, los creadores del taco al pastor en McAllen, Texas. Por su parte, el director de Administración de El Tizoncito, Luis Alberto Del Valle, aseguró que después de un análisis exhaustivo, la cadena vio una oportunidad de crecimiento en Texas, donde el mercado de la nostalgia demanda comida mexicana de calidad, lo que aumentará la probabilidad de éxito en los primeros pasos de la marca en el extranjero. 

 

Además, continuó, “El Tizoncito cuenta con tres opciones de franquicia: la taquería tradicional, taquería–restaurante y fast food, lo que le permite atraer una diversidad de inversionistas interesados”. 

 

Para el directivo, los principales elementos a considerar para la internacionalización de la marca son: 

 

· Contar con la certeza legal que le garantice su protección no sólo a nivel local, sino en el país donde quiere llegar, sí como la capacidad de cumplir con las condiciones fiscales y las necesidades logísticas. 

· Realizar estudios de mercado para determinar cómo será recibido el producto o servicio en dicho país, así como identificar la competencia a la que se enfrentará. 

· Planificar un programa de capacitación de los socios o franquiciatarios, así como las proyecciones de crecimiento a corto, mediano y largo plazo en el país donde se está incursionando. 

  

De acuerdo con la International Franchise Association (IFA), en 2017 Estados Unidos albergó en su territorio 744 mil 437 franquicias,incrementando el número con respecto a 2016, cuando había 732 mil 842 establecimientos, lo que demuestra mayor interés por parte de los franquiciatarios de expandir el modelo en este país. 

 

Asimismo, más de 150 marcas mexicanas operan exitosamente en el exterior bajo este modelo de negocio en industrias diversas, pero son las cadenas de restaurantes y alimentos las que han tenido un mayor impacto en el extranjero. De acuerdo con la AMF, este segmento es uno de los sectores más robustos en México, con crecimientos de al menos 10% en los últimos años y al aportar 3.6% del Producto Interno Bruto del país. 

  

  

Redacción 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario