Narradores con estilo para conquistar a los clientes 

 

Un narrador, ya sea en una obra literaria, una película, una novela, una obra de teatro, etc., se encarga de relatar una historia a la audiencia. 

 

Existen narradores que educan, que inspiran o que simplifican. Un narrador se complementa por la audiencia (quien o quienes lo escuchan o leen); y el autor de la obra (puede ser el mismo narrador el propio creador), por lo que es muy claro que para poder contar una historia sólo requieres de tu imaginación y una audiencia dispuesta a escucharte. 

 

Pero no todos los narradores o storytellers son iguales. De acuerdo a sus características, personalidades, objetivos y estilos, pueden clasificarse en 5 tipos; por lo que Prezi la plataforma de presentaciones que ayuda a sus usuarios a comunicarse poderosamente con su audiencia y clientes, te dice cómo se catalogan, ¿te identificas con alguno?: 

 

1.- Los que inspiran 

Son aquellos que nos motivan a soñar en grande. Nos enseñan a redefinir nuestra historia y a mejorar nuestras metas. Un ejemplo de este tipo de narradores fue Steve Jobs, quien además de ser CEO de una de las compañías más grandes del mundo, se encargaba a través de sus relatos, de inspirar a los demás a perseguir sus sueños. 

 

Este tipo de narradores se han enfrentado a la adversidad y poseen historias de triunfo. Si tú cuentas con historias inspiradoras y de derrota a la adversidad, no dudes en contarlas. Estas historias causan empatía en las audiencias y suelen ser sumamente efectivas para transmitir ideas. 

 

2.- Los que educan 

Son los que ofrecen una nueva manera de ver las cosas. Si bien pueden basar sus relatos en historias personales, utilizan la teoría, el conocimiento y los datos duros como grandes aliados para convencer a las audiencias. 

 

Este tipo de narradores apelan a la razón y al conocimiento y tienen de su lado teorías, reglas y normas que sustentan sus dichos. Enseñan y aportan conocimientos y análisis que no son tan fáciles de discernir. Puede ser de gran utilidad que acudas al conocimiento para fortalecer tus historias. 

 

3.- Los que simplifican 

Son aquellos que logran aterrizar grandes conceptos e ideas a la faz de la tierra. Estos narradores suelen ser empresarios o teóricos que requieren convencer a las audiencias sobre la efectividad de algo. Incluso si la idea es muy compleja y llena de embrollos, los narradores que simplifican podrán aterrizar cualquier idea para cualquier persona. 

 

¿Has oído hablar de Neil deGrasse Tyson? Es un astrofísico autor de diversas publicaciones y que se encarga de divulgar la ciencia a través de relatos simples y claros para cualquier tipo de audiencia. Si tienes conceptos de un alto grado de complejidad, trata de ser lo más concreto y simple posible. Serás más efectivo. 

 

4.- Los que motivan 

Estos narradores son líderes en sus empresas o comunidades. Su historia profesional o personal sirve de ejemplo para sus trabajadores quienes encuentran inspiración y motivación en sus relatos. Los motivadores apelan a la autoestima de las audiencias para crear en ellos un aliciente que les permita alcanzar cierta meta. 

 

Este tipo de storytellers cuentan historias que sirven para educar al resto del equipo con comportamientos modelos. Su liderazgo sirve para apoyar el relato ya que la credibilidad es la mejor arma a su favor. 

 

5.- Los que llevan a la acción 

¿Te suena el nombre de Martin Luther King o Mahatma Ghandi? Fueron extraordinarios líderes que además de ser ejemplo en sus comunidades, motivaban a la acción. Sus relatos eran tan poderosos y sobrecogedores, que creaban conciencia y llevaban a la acción a sus seguidores.  

 

En el presente te debe sonar el nombre de Malala, una joven paquistaní quien, tras sufrir discriminación y ataques, ganó el Premio Nobel de la Paz en 2014 por su activismo en favor de los derechos de la infancia para la educación. El discurso de personas como Malala o Ghandi es poderoso porque transmiten ideas universales que no tienen caducidad, sin embargo, estas narraciones siempre se acompañan de historias personales que fortalecen el discurso e impactan más a las audiencias. 

 

Como puedes ver, existen diversos tipos de narradores que utilizan diferentes tipos de mensajes para hacerse escuchar. ¿Cuál prefieres utilizar? ¿En qué tipo de narrador te quieres convertir? Es mucho más fácil de lo que te imaginas. 

 

Redacción 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario