Reforma Fiscal de los Estados Unidos de América  


Después de cambios adicionales durante el proceso legislativo en la semana previa a la Navidad, el presidente estadounidense Donald Trump promulgó la nueva ley fiscal el 22 de diciembre de 2017. 

 

Esta tendrá impactos inmediatos en las operaciones de empresas multinacionales con operaciones en Estados Unidos, empezando por la necesidad de reconocer ciertos efectos en los estados financieros de 2017. 

 

La Tesorería de ese país ya ha comenzado a emitir aclaraciones y criterios para la aplicación de esta ley. En este documento se destacan aspectos de la nueva ley contra la del 31 de diciembre de 2017. Este ejercicio está enfocado en los cambios relacionados con la actividad empresarial en Estados Unidos y modificaciones en las disposiciones internacionales.  

 

Aunque es un resumen general de las reformas en materia fiscal, es un mapa para determinar las áreas de mayor modificación para que ustedes puedan profundizar en los elementos más relevantes para su negocio o inversión.

 

– Por ejemplo, en la Ley anterior, la Tasa coorporativa era del 35%, actualmente, la Tasa corporativa es del 21% para ejercicios fiscales que comiencen después del 31 de diciembre de 2017. Una tasa combinada será aplicada para contribuyentes con ejercicios fiscales distintos al año calendario. 

 

– En 2017, el Impuesto Alterno Mínimo (AMT) 20% tasa AMT. Hoy en día, Se elimina el AMT después de 2017. Los créditos de AMT que tengan los contribuyentes se podrán aplicar de 2018 a 2021. 

 

– Antes de la nueva Ley, en el tema de la Amortización de Bienes, se recupera la inversión del bien sobre el periodo de la vida útil de acuerdo a MACRS (Modified Accelerated Cost Recovery System) o ADS (Alternative Depreciation System). Con la Reforma, la deducción es inmediata para inversiones realizadas en ciertos periodos incluidos en la ley, con algunas excepciones.   

 

– El año pasado, el gasto de interés empresarial, la deducción era de acuerdo a lo incurrido, en 2018, la deducción se limita a la suma del ingreso por interés empresarial más el 30% de la utilidad fiscal ajustada del ejercicio (ATI). El ATI se define similar a EBITDA por ejercicios fiscales que comienzan después del 31 de diciembre de 2017 y antes del 1 de enero de 2022, y se define similar a EBIT por ejercicios fiscales después del 31 de diciembre de 2021.  

 

Esta limitación no aplica a ciertas empresas reguladas y, en algunos casos, tampoco aplicaría a negocios de bienes inmuebles. La limitación aplica a interés pagado a partes relacionadas y no relacionadas. El interés no deducible se podría aplicar, dentro de las mismas limitaciones, en años posteriores indefinidamente. 

 

– Las Entidades Fiscalmente Transparentes, con la Ley anterior, los ingresos se gravaban al nivel de los socios a las tasas aplicables a ellos, ya sea tasa corporativa o de individuos. Hoy, se establece una nueva deducción del 20% relacionado con el ingreso no salarial que se genera a través de entidades transparentes con ciertas limitaciones. La deducción no aplica a ingreso generado por servicios específicos. Dicha deducción ficta se elimina después de 2025.  

 

– Antes, en la Manufactura Nacional la deducción adicional era de hasta un 9% de ingresos calificados respecto a bienes fabricados, producidos o extraídos de los EUA (6% para el petróleo y gas natural).  Se eliminó este incentivo después del 2017. 

 

– Para la Investigación y Desarrollo (R&D), el Crédito fiscal fue del 20%. En la actualidad, se mantiene el crédito con ciertas limitaciones. 

 

– Las pérdidas fiscales podían ser aplicadas a los dos años anteriores y por los 20 años siguientes. A partir de 2018, la aplicación de las pérdidas fiscales es establecida únicamente para años subsecuentes y por tiempo indefinido. Se limita su uso en cada año al 80% de la utilidad fiscal.   

 

-En la revisión del tratamiento de las contribuciones a la categoría, el ingreso bruto de una corporación generalmente no incluye las aportaciones a su capital. Una compañía deudora que adquiere su propia deuda de un acreedor accionista como contribución de capital generalmente no reconoce la cancelación de la deuda como ingreso excepto cuando la base fiscal del accionista en dicha deuda es menor que el precio ajustado de emisión. 

 

Con la ley vigente, se mantiene la provisión actual bajo la cual el ingreso bruto de una corporación generalmente no incluye contribuciones al capital, pero prevé que el término “contribuciones de capital” no incluya:  

 

1) cualquier contribución de capital en relación con ayudas para construcción o cualquier otra contribución de un cliente o un cliente potencial 

 

2) cualquier contribución por parte de cualquier entidad gubernamental o grupo cívico (con ciertas excepciones). La sección 118, con sus respectivas modificaciones, continúa aplicando solamente a corporaciones 

 

– En 2017, el 8% de impuesto especial sobre los ingresos de empresas que otorguen seguros de vida. La ley actual no incluye este impuesto 

 

– Se permitía una deducción del 50% de los gastos de entretenimiento relacionados al negocio. La nueva ley eliminó la deducción. 

-La ley anterior no incluía disposición para el incentivo para producción en EUA para venta a clientes extranjeros, la ley actual determina que, al contribuyente estadounidense se le permite una deducción ficta del 37.5% con respecto al ingreso de fuente extranjera relacionado con bienes o servicios producidos en EUA. La deducción se reduce al 21.875% para ejercicios fiscales que comienzan después del 31 de diciembre de 2025. La versión final de la ley incluye ciertas modificaciones a este incentivo. 

 

Para revisar la ley completa: www.pwc.com/mx 

Redacción 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario