Cómo emprender en tiempos de crisis 

  

· Los jóvenes mexicanos necesitan saber cuáles son los mitos y realidades del ambiente emprendedor en nuestro país, y con base en eso, prepararse en todos los sentidos para emprender. 

  

  

De acuerdo con el Global Failure Index, en México los emprendedores fracasan principalmente por dos razones, la falta de capacitación y por vacíos dentro de la regulación al respecto. Este estudio busca mostrar las razones por las que un negocio fracasa y al mismo tiempo, les proporciona información a quienes hacen la política pública para que acierten en el apoyo que brindan a los emprendedores. 

  

Al analizar un poco más el contexto de emprendimiento en nuestro país, nos podemos encontrar con más obstáculos de los que los jóvenes imaginan, y que son necesarios mostrarles para que sus proyectos tengan mayores probabilidades de éxito. Un ejemplo, es que, con frecuencia, los emprendedores piensan que pueden hacerlo por ellos mismos y desconocen los procesos y metodologías actuales ideales para arrancar su negocio, perdiendo así la oportunidad de ser acompañados y/o asesorados por expertos. El acercarse al ecosistema de emprendimiento en México no solo les ayuda a aprender a emprender, sino que les abre muchas puertas para crear relaciones estratégicas, hacer difusión de su emprendimiento, entre otros beneficios. 

  

Uno de los mitos más comunes que impide que muchos jóvenes realicen el proyecto que probablemente tienen en mente desde hace mucho tiempo, es el de la falta de recursos; sin embargo, si un emprendedor menciona que no puede realizar su proyecto por no contar con el dinero, es porque desconoce los procesos actuales de levantamiento de capital y de los distintos apoyos que existen para el desarrollo de PYMES. 

  

Por otro lado, la falta de tiempo también suele ser un obstáculo importante, pues el estilo de vida de los jóvenes consiste en balancear escuela, vida social y en algunos casos trabajo. Es importante considerar que para empezar un proyecto de emprendimiento es necesario contar con el tiempo suficiente para enfocarse de lleno, investigar, planear, desarrollar, etc. 

  

Por último, es importante tomar en cuenta la globalización y la velocidad tan rápida a la que se mueve el mercado, ya que cada vez es más difícil tener éxito en un mercado tan competitivo. Por eso es necesario que los emprendedores y las empresas se mantengan en constante innovación. Para ello, también existen diferentes metodologías que deben conocer y practicar en su día a día. 

  

De acuerdo al Global Entrepreneurship Monitor (GEM), 34% de las personas que han considerado emprender en México, tienen miedo al fracaso, en un primer sentido por factores como los anteriores y en segundo porque perciben que el ambiente de crisis en diversos sectores en nuestro país no permite que sea posible. Sin embargo, les diría que en ninguna etapa de la historia había existido un mejor momento para emprender que hoy. El ecosistema de emprendimiento en México y el mundo ha crecido de manera significativa. Esto quiere decir que cada vez existen más centros de apoyo y educación para emprendedores donde, por ejemplo, se encuentran las incubadoras y aceleradoras de negocios. 

  

También ha aumentado el número de fondos de inversión públicos y privados como los VC’s (Venture Capital), además de las plataformas de fondeo colectivo (crowdfunding); Adicional, durante el año se organizan diversos eventos que ayudan a los emprendedores a acercarse y conocer todo el ecosistema del emprendimiento en México. A su vez, el gobierno también ha jugado un papel muy importante; la Secretaría de Economía a través del INADEM (Instituto Nacional del Emprendedor), ha destinado recursos económicos a los emprendedores y a los demás actores del ecosistema para fortalecer e impulsar la creación de micro, pequeñas y medianas empresas. 

  

Adicional a todas las instituciones que apoyan y fortalecen a los emprendedores, las nuevas tecnologías de la información y comunicación han facilitado el emprendimiento. Los precios de estas tecnologías han reducido de manera exponencial, haciendo que los costos de los activos de las startups (microempresas) tienda a cero. 

  

Para finalizar, es importante mencionar que a inicios del 2017 se abrió en la Ibero Campus Ciudad de México el CEDE (Centro de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial). La misión de este Centro es impulsar la innovación y el desarrollo de ideas de negocio comprometidas con las problemáticas actuales de nuestro país. 

  

A poco tiempo de cumplir un año de operación, el CEDE ha desarrollado ya 2 programas de emprendimiento en donde se han apoyado más de 25 iniciativas innovadoras. Adicional a esto, durante este primer año, el Centro realizó más de 10 eventos de fomento a la innovación y al emprendimiento como conferencias, jornadas, foros, talleres, entre otros. 

  

Tomando en cuenta toda esta información, podemos concluir que, aunque hay obstáculos importantes a los que se enfrentan todos los emprendedores, también nos encontramos en una situación favorecedora para ellos, y que si toman las herramientas que actualmente están a su disposición, pueden llegar a formar una empresa exitosa que sin duda generará nuevos empleos, además de apoyar la economía de nuestro país. 

  

Por: Diego Martínez de Velasco, Coordinador del Centro de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial de la Universidad Iberoamericana 

  

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario