Las franquicias, un modelo de negocio que no es para todos 

 

Antes de convertir tu marca en una franquicia, es preciso que tengas bien claras las condiciones de este modelo de negocio y si estás dispuesto a cumplirlas. 

 

Si tu idea es crear un nuevo canal de distribución de tus productos, lograr cobertura en zonas remotas o simplemente expandir y compartir los productos que ofrece tu negocio ya consolidado a un público más amplio, las franquicias pueden ser una opción viable para ti. 

 

“Si eres una empresa joven y quieres financiar la expansión de tu negocio con franquicias, corres el riesgo de que tu rentabilidad se diluya entre los franquiciatarios y tú”, explicó Jorge González Gasque, Director General de G2 Consultores. “Al final del día, con franquicias no tienes dos o tres socios, sino 50”, aclaró. 

 

Además, franquiciar no es tarea fácil, los riesgos existen y no se puede asegurar el éxito. Es importante saber que no todos los negocios se pueden franquiciar y de ser así, se deben cumplir con ciertos requisitos. 

 
 

A continuación, algunos consejos para que no fracases al franquiciar tu negocio: 

 
 

. El negocio está funcionando. Es una de las reglas principales, debe ser un modelo probado. Debes demostrar que tienes un modelo operativo y exitoso. 

Si no cumples con este requisito, será un fracaso para ambas partes: el franquiciado perderá su inversión y el franquiciante verá su marca e imagen severamente dañadas. 

 

. Tu marca está bien posicionada, es decir, tiene un lugar privilegiado en la mente de su target. 

 

Si tu marca no está bien posicionada como para crear ventas por sí misma, puede ocasionar problemas al franquiciar tu negocio. “A veces, la gente sobrevalora sus propias marcas y al final resulta que no era tan importante como creían, entonces están en problemas”, advirtió González Gasque. 

 

. Franquicia productos, no servicios. En los servicios la calidad debe ser algo implícito en el negocio. Sin embargo, garantizar la calidad de los servicios se vuelve una tarea complicada al franquiciar un negocio, ya que a veces no se cuenta con la capacidad o el tiempo de supervisarlas. 

 

Nunca está de más buscar ayuda, por lo que, si un emprendedor está pensando en franquiciar un negocio, pero no cumple con los requisitos necesarios, no es replicable o tiene problemas con el plan de negocios, lo más sensato es obtener la ayuda de profesionales en el área. 

 

Más informes: www.g2consultores.com.mx 

 

Redacción 

  

  

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario