5 ventajas de una buena relación entre las empresas y sus operadores logísticos

Hoy en día, acceder a un producto o servicio desde cualquier parte del mundo y desde cualquier plataforma es posible gracias al comercio electrónico.

Por lo que la logística debe encabezar la lista en el presupuesto de las empresas para dar un servicio integral y ofrecer una ventaja competitiva.

Es importante resaltar que la logística no sólo se enfoca en el transporte, sino en optimizar procesos desde la compra de materia prima, almacenaje hasta la entrega al consumidor final. El procedimiento debe abarcar todos los procesos del negocio, centrando su función en la calidad del servicio y en la satisfacción del cliente.

La relación entre una empresa y su operador logístico, además de otorgar un valor agregado a la experiencia de compra, también tiene una serie de beneficios que generan mayor rendimiento para los negocios, como por ejemplo:

. Un mejor servicio al cliente: Actualmente, las empresas dedicadas a envíos son muy rápidas y eficaces. Los envíos y la atención personalizada aseguran un plus para la organización.

. Mayor eficiencia en los procesos: Esto se traduce en una mejora de la calidad y el nivel de servicio. Una gestión logística eficiente evita que se produzcan errores en el proceso.

. Servicios personalizados: Esta es una de las grandes ventajas en la relación empresa-operador logístico; al entender el negocio de sus clientes, los operadores comprenden sus necesidades y ayudan a plantear soluciones

. Aprovechamiento de la red de distribución: Los operadores logísticos suelen ofrecer una amplia red de cobertura nacional e internacional, así las empresas pueden aprovechar esta cobertura construida por el operador para potencializar su crecimiento.

. Elegir la empresa de logística adecuada: La mayor ventaja que las empresas pueden sacar de la relación con su operador logístico está en la empresa que contratan para el servicio de envío. El proveedor debe tener la experiencia suficiente para satisfacer las necesidades del cliente.

En relación a esto, Antonio Rivero, Director Regional de Ventas para Latinoamérica en Manhattan Associates, menciona que existen dos modalidades en las que se maneja la logística en México, “la primera, las empresas hacen su propia logística de acuerdo a sus necesidades, pero en la segunda las empresas utilizan el 3PL o Third Party Logistics, es decir, tercerizan con un operador logístico, debido a que generalmente no cuentan con la capacidad para organizar o mantener un centro de distribución”.

Un buen 3PL, cómo ha llegado a ser Manhattan Associates, debe ser capaz de adaptar soluciones que ofrece a las necesidades específicas de cada cliente, canal y país. Asociarse con un proveedor externo agrega valor, no solo en temas operativos, sino en estrategias de planeación y gestión de inventario.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario