Emprendedores

La apuesta de ser disruptivo y sustentable al mismo tiempo

3-emprendedores-min-1

 

¿Qué significa ser disruptivo y cuáles son los pasos que deben seguir las personas que quieren emprender un negocio? Interrogantes que Claudia Ibarra Baidón, profesora de la Escuela de Negocios ITESO despejó en su participación en Talent Land, con su conferencia “Innovación no basta: disrupción 360 grados”.

 

 Antes que nada, hay que tener claro el concepto de disrupción: “Es lo que rompe el esquema, puede ser algo cotidiano y alcanzable, aunque no esté a la vuelta de la equina. Una innovación disruptiva fue la llegada de Internet,  cambió nuestras vidas para siempre”, explicó Claudia Ibarra,  y agregó otros ejemplos más sencillos como los cubiertos y las maletas con ruedas, ya que en su momento “crearon un nuevo mercado”.

 

Call to action 1: la mesa de cuatro patas 

 

Ibarra recomendó a los asistentes que no se obsesionen con la innovación del producto o servicio, ya que cuentan igual el proceso, el modelo de negocio y la organización.  Son cuatro patas de una mesa en la que se modela el negocio para vender el producto y en la forma en que se organiza para llevar adelante una compañía. “Si sólo te clavas en una”, dijo, “la innovación no se sostendrá en el mercado”.

 

Call to action 2: Yo soy SOI

 

La profesora explicó que la innovación orientada a la sostenibilidad (SOI, por sus siglas en inglés) es la invitación es a ser innovadores sustentables. Es ser responsable  con el planeta, con las personas y con el lucro. “No se vale hacer una startup que no la contemple (la sustentabilidad) porque el planeta está a tope”, dijo.

 

Para reforzar este punto, Ibarra dio unos tips para orientar la sustentabilidad: tener un concepto de sustentabilidad claro y pequeño, y que sea algo capaz de usar para siempre. La gestión estratégica de residuos es insoslayable en una empresa nueva.

 

Call to action 3: trabajar juntos

 

La idea es trabajar con más personas interesadas en hacer lo mismo que se está desarrollando. “No podrás tener una compañía sustentable a menos que te alíes con otros que  les interese la sustentabilidad. No apuestes por un arbusto, apuesta por un bosque. Si vas a emprender, hazte responsable de tus desechos”, aconsejó.

 

Antes de explicar el último call to action, Ibarra se detuvo para hablar del concepto de innovación disruptiva, basado en la obra de Clayton Christensen, profesor en Harvard Business School. La idea es ver cómo a un producto o servicio que tiene algo  desechable en su origen se le puede dar la vuelta para convertirlo en líder de mercado. 

 

Un innovador disruptivo”, dijo, “hace dos cosas: crea un mercado nuevo o ‘resegmenta’ uno que ya existe. Un grave problema es que muchas compañías buscan innovar por innovar  y consumen muchos recursos que podrían servir para futuras generaciones”. Para ejemplificar, habló sobre cómo cada año hay nuevos modelos de autos o teléfonos celulares que en unos seis meses podrían volverse obsoletos. La solución debería de ser segmentar  los trabajos que hay que resolver, afirmó.

 

Call to action 4: ¿Qué falta por resolver?

 

El último llamado consiste no en buscar únicamente la disrupción, sino también qué están haciendo las grandes compañías que no han podido resolver. La óptimo sería “generar  compañías y negocios disponibles y listos para usarse para siempre y no comprometer los recursos de las generaciones futuras. Me parece que eso sería algo realmente disruptivo”, dijo al término de su conferencia.

 

 

Redacción

  

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario