Lanzan Estudio Anticorrupción y Corrupción 2018

 

El tema de la corrupción nos afecta a todos, es un cáncer imposible de exterminar, al respecto, los empresarios que no se salvan de los efectos colaterales y tienen su propia perspectiva.

 

“En una economía global e interconectada, y ante la amenaza constante y creciente del soborno y la corrupción, es imperante que los modelos y programas anticorrupción evolucionen y se acoplen a las necesidades de empresas e instituciones”, según  Brian Weihs, Director General de Kroll en México.

 

Anti-Bribery and Corruption Benchmarking Report lanzó su octavo informe en donde de los 448 encuestados, el 93% de ellos consideran que aumentará el riesgo de corrupción en 2018

 

El Reporte ABC revela además cómo los equipos de cumplimiento están lidiando con la convergencia de mandatos regulatorios,factores críticos de reputación y cuestiones de seguridad (datos e información) mientras tratan de proteger a sus organizaciones de daños financieros y reputacionales sustanciales, así como de exposición regulatoria y legal.

 

Este análisis ha permitido verificar que cada vez son más las empresas que dedican parte de sus acciones y presupuestos a proyectos y medidas anticorrupción, por lo que el 93% de los 448 encuestados creen que el índice de corrupción se mantendrá igual o empeorará en 2018, esto último como consecuencia de nuevas regulaciones que se incluyan a lo largo del año.

 

Las categorías de reputación e integridad, son claves para enfrentar la corrupción. De hecho, son la razón principal por la cual una empresa decide terminar un contrato o no iniciar una asociación con un tercero, ya que, al no contar con la claridad en estos parámetros dentro de una operación, las empresas sienten gran preocupación de que la información compartida no sea tratada con responsabilidad, seguridad y discreción.

 

Al respecto, en el Reporte ABC, más de la mitad de los encuestados informaron que estaban ‘preocupados’ o ‘muy preocupados’ por los riesgos que implicaba la propiedad beneficiosa asociada a un tercero, mientras que menos del 25% se siente muy seguro de sus programas anticorrupción, con la capacidad de abordar riesgos si se llegasen a presentar.

 

 En el entorno empresarial hipersensible de hoy en día, donde una empresa realiza un gran esfuerzo por fortalecer su reputación, ésta puede perderse fácilmente por un fallo de un tercero, el trabajo de un profesional de cumplimiento concienzudo nunca ha sido más difícil o más centrado en el éxito o el fracaso de un negocio.

 

Considerando que la corrupción es un fenómeno que crece drásticamente cada año, solo el 65% de los encuestados indicaron que su nivel de preocupación con la responsabilidad personal fue aproximadamente la misma en comparación con el año anterior; y solo el 22% si expreso estar más preocupado en relación a este tema. Sin embargo, no todo son malas noticias, el informe de Kroll y Ethisphere ofrece también un panorama esperanzador. Por ejemplo, el 36% de los participantes indicó que su organización dedicó más recursos a solucionar y prevenir problemas de corrupción en 2017 que en 2016.

 

Además, el apoyo de los directivos y ejecutivos respecto a este tema también sigue siendo sólido, ya que el 92% de todos los encuestados dijeron que su equipo de liderazgo está muy comprometido y realizan esfuerzos en temas de Anticorrupción y Corrupción. “El reporte ABC ilustra ampliamente los desafíos que enfrentan los expertos actuales en cumplimiento de leyes regulatorias contra el soborno y la corrupción, incluida la probabilidad de que los riesgos de terceros mejoren su relevancia e impacto”, mencionó Erica Salmon Byrne, Executive Vice President, Executive Director, Business Ethics Leadership Alliance, Ethisphere.

 

Finalmente, el reporte ABC, también comunicó que en promedio el 14% de las empresas descubrieron infracciones de soborno y corrupción después de auditorías realizadas, donde se pudieron clasificar los riesgos a los que se expusieron.

 

“En una economía global e interconectada, y ante la amenaza constante y creciente del soborno y la corrupción, es imperante que los modelos y programas anticorrupción evolucionen y se acoplen a las necesidades de empresas e instituciones, y de todo el ecosistema de negocios”, dijo Brian Weihs, Director General de Kroll en México.

 

Redacción

  

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario