¿Ser verde significa realmente ser sustentable?

El verde siempre se relaciona con ser ecológico, pero no lo es en realidad. Compañías grandes y pequeñas utilizan todo tipo de estrategias para asociar sus marcas con la sustentabilidad y el cuidado al medio ambiente.

La estrategia de una marca de asumir atributos “ecológicos” con pocos fundamentos o de plano ninguno se conoce como “Greenwashing” y algunos trucos son tan sutiles que son difíciles de identificar.

El uso indiscriminado del color verde es un claro ejemplo de Greenwashing. Estamos acostumbrados a ver camiones verdes en la calle que contaminan igual. Artículos de limpieza y cuidado personal con envases verdes, que ni son biodegradables y producen la misma contaminación.

Es irónico que el color verde que se ha utilizado para transmitir la idea de sustentabilidad sea en realidad uno de los colores más tóxicos para imprimir. Aun cuando muchos de los componentes tóxicos que hacen el color verde ya no se utilizan, los que si se utilizan son aun inseguros para el medio ambiente, el Pigmento 7, uno de los más utilizados para imprimir bolsas y papel contiene Cloro. El Pigmento 50, que es inorgánico contiene Titanio, Nickel y Óxido de Zinc. Además el pigmento verde dificulta el reciclaje en papel y plástico porque contaminan el resto de los materiales y es difícil de quitar.

Al respecto Sergio Dondisch, Director de WaterStation opina lo siguiente: “Como consumidores debemos entender mejor cual es el verdadero impacto ecológico de los productos que decidimos utilizar; más allá de los argumentos que nos presentan los productores. Todo lo que consumimos contamina, imaginemos el proceso de producción, consumo y desecho para entender el verdadero impacto que tiene en nuestro entorno”.

Es así que tomar acciones para ser realmente sustentable integra ideas como tener un roof garden con hortalizas, reutilizar y reciclar residuos y por supuesto cuidar el agua y consumirla de forma inteligente. Al respecto, fomentar un planeta que trabaja de la mano con la tecnología e innovación es una acción que aprovecha WaterStation a la perfección, y la convierte en una cualidad para un recurso tan básico como el agua.

Esta marca, integra la idea de disminuir la huella de carbono ya que utiliza purificadores de agua en punto de uso (POU), lo que significa una transformación radical en la manera de consumir el vital líquido y haciendo de lado el uso de garrafones y PET que lo único que ocasionan es contaminación a largo plazo que incluso afecta a otras especies en sus hábitats.

La invitación para la sociedad en general es tomar conciencia sobre las cualidades de la sustentabilidad y contribuir al cuidado del medio ambiente. Por ejemplo utilizar purificadores de agua como los tiene WaterStation reduce en un 87% la huella de carbono comparado a tomar botellas de agua. Descubre más sobre esta y otras acciones en: www.waterstation.mx

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS: Adelantan Semana del Emprendedor

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario