Cuando el respaldo no alcanza para garantizar la Hiper Disponibilidad en la era digital

Un mundo cada vez más interconectado genera nuevos desafíos. Muy probablemente, el manejo de los datos es uno de los principales para la mayoría de las organizaciones.

En la era digital actual, el incremento en la generación de datos es sorprendente: de acuerdo con estimaciones de IDC1 , para el año 2025 la esfera global de datos crecerá a 163 zettabytes (es decir, 1 trillón de gigabytes), lo que significa 10 veces más que los 16.1 ZB generados en 2016.

Para la firma analista, dentro de 7 años cerca del 20% de esos datos serán críticos en nuestra vida diaria, y un 10% adicional serán híper críticos. La pregunta es: ¿una solución tradicional de respaldo será suficiente para protegerlos? Una infografía de Veeam sobre información de sus clientes indica que hace cuatro años la restauración de datos y aplicaciones usando herramientas de legado tomaba 14 horas y 46 minutos. Hoy, demorar este tiempo trae graves consecuencias, pues no tener un acceso oportuno y eficiente a la información del negocio es sinónimo de pérdida.

Según el Reporte de Disponibilidad 2017 de Veeam, 77% de las empresas en México tienen una brecha  de disponibilidad que les impide ser permanentemente activas, generándole costos por cerca de $23.1 millones de dólares. Del mismo modo, 7 de cada 10 compañías estiman que el costo del tiempo de inactividad crecerá en los próximos años. También están los impactos no financieros generados por el tiempo de inactividad de aplicaciones o la pérdida de datos, tales como la pérdida de confianza del cliente (con 77% de respuestas) y daños a la integridad de la marca (47%).

Si bien en el pasado las empresas se protegían a través del respaldo, actualmente la respuesta ya no está ahí. Las organizaciones que se preparan para la era de la transformación digital saben que una solución de respaldo tradicional no garantiza realmente que los usuarios de negocio tendrán un acceso ininterrumpido a datos, aplicaciones e infraestructura. Como los centros de datos se apoyan cada vez más en la virtualización y la nube, ocurre que las herramientas de respaldo y recuperación de legado se vuelven totalmente ineficientes dado que no fueron creadas para estos ambientes.

Además, ahora que las áreas de TI tienen como objetivo principal asegurar que los servicios y la operación del negocio estén disponibles 7.24.365, prácticamente ya no hay tolerancia para caídas o pérdida de datos. “Data Age 2025: The evolution of Data to Life-Critical”, Informe de IDC bajo el patrocinio de Seagate. Abril, 2017. En la actualidad, la respuesta para las organizaciones está en una estrategia de alta disponibilidad, la cual es urgente para que alcancen sus objetivos presentes y futuros. Al momento, de acuerdo con el Reporte de Disponibilidad 2017 de Veeam, el 66% de las empresas a nivel mundial han visto impedidas sus iniciativas de transformación digital, sea significativamente o de alguna manera, por el tiempo de inactividad no planeado y/o la insuficiente disponibilidad de las aplicaciones.

Asimismo, de los resultados globales de dicho informe también se destaca que el 85% de los profesionales de las TI no están enteramente confiados en su solución actual de disponibilidad, porcentaje sumamente alto en una época en la que es vital garantizar una certeza total de la información y las aplicaciones. Una estrategia de alta disponibilidad permite a las empresas garantizar el acceso continuo a toda la información del negocio al basarse en dos elementos principalmente:

  1. Respaldos eficientes, configurables, flexibles y 100% automatizados, capaces de compatibilizar con las implementaciones de virtualización y nube de las organizaciones.
  2. Esquemas de recuperación que se caracterizan por su óptima velocidad de respuesta y la posibilidad de adaptarse a las necesidades de cada caso. Pero no se queda ahí solamente.

Las estrategias de alta disponibilidad también consideran la importancia del monitoreo constante del estado de salud de la infraestructura y la necesidad de contar siempre con 3 copias de seguridad en 2 medios diferentes con 1 copia fuera de las instalaciones de la empresa, es decir, la aplicación de la Regla 3-2-1 de la disponibilidad. Todo lo anterior tiene el objetivo de que las organizaciones alcancen tiempos y puntos de recuperación (RTPOs, por sus siglas en inglés) menores a 15 minutos. ¿Suena imposible? Definitivamente, con una solución tradicional de respaldo y recuperación, sí que lo es.

Por Jan Ryniewicz, director de Marketing de Veeam para América Latina

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS: Los 4 jinetes del apocalipsis de los respaldos y la recuperación en la nube

Te compartimos el siguiente video

Deja un comentario