Freelancer, puedes llevar una cobranza correcta

Existen muchas ventajas de trabajar de manera independiente, como la posibilidad de obtener mayores ingresos respecto a lo que se podría ganar de manera tradicional. Si esto se combina con una gestión financiera adecuada, un freelance tendrá finanzas saludables.

Sin embargo, es preciso que los trabajadores independientes tengan, entre otras habilidades, la facilidad de conseguir clientes y proyectos, así como saber cuánto y cómo realizar la cobranza de proyectos. Para iniciar es preciso tener in presupuesto definido  que incluya un ingreso mensual deseado, así como gastos fijos.

“Este primer paso es fundamental para establecer el precio del trabajo. Si un freelancer no tiene claros cuáles son sus gastos mensuales personales, además del margen de ganancia que necesita para poder atender emergencias y tener un ahorro, es probable que surjan problemas financieros muy pronto”, explicó Guillermo Brecciaforte, cofundador de Workana.

Para calcular el valor de una hora laboral, deben tomarse en cuenta factores como el ingreso mensual deseado, los costos fijos, pago de servicios, etc. Algunas herramientas como la “Calculadora Freela”, desarrollada por miembros de Workana, pueden ayudar a las personas a saber cuánto deben cobrar para cubrir sus expectativas financieras, dijo Brecciaforte.

Para proyectos cuyas tareas ya están definidas y existe una fecha concreta para terminar el trabajo, lo ideal es realizar un cobro de precio fijo. Esta forma de cobro requiere que el freelancer diseñe una estrategia concreta para cumplir con el plazo acordado, por lo que es necesaria una organización adecuada del tiempo dedicado al proyecto. Adicionalmente, al tener el cliente claridad sobre el precio final a pagar por el trabajo, puede tener más seguridad al liberar los fondos al recibir el trabajo.

Por su parte, el cobro de proyectos por hora es preferible para proyectos que no tienen un plazo fijado para su conclusión, o bien, cuyas tareas son susceptibles a modificarse con el tiempo y a medida que avance el proyecto. Esto permite a freelancers y clientes ir negociando las tareas a medida que surjan cambios, sin la necesidad de tener que iniciar un nuevo proyecto para cubrir estas eventualidades.

Esta modalidad de trabajo también permite al cliente revisar los avances del trabajo para hacer comentarios y sugerir cambios de ser necesarios. Este intercambio de ideas sirve para desarrollar una relación de confianza entre ambas partes que puede derivar en beneficios a mediano y largo plazo. El freelance, por su parte, puede recibir más horas de trabajo con mejores ingresos al extender el periodo laboral, mientras el cliente evita realizar nuevas búsquedas para cubrir las tareas adicionales que requiera, ahorrando recursos.

Un último aspecto a considerar para la cobranza de un proyecto es el método de pago. Para darle certidumbre y seguridad a las partes implicadas en el proyecto, Bracciaforte recomienda el uso de plataformas de terceros, de forma que el pago pueda ser liberado una vez entregado el proyecto íntegro.

“Una preocupación muy grande entre los freelancers, es tener la seguridad de que recibirán el pago total por sus servicios. Para Workana, nuestros freelancers son lo más importante, y por ello también hemos llegado a un acuerdo con la empresa de pagos internacionales Transpay, para poder liberar los pagos a nuestros freelancers una vez que concluyen su trabajo, directamente en su cuenta de banco y en su moneda nacional”, añadió el directivo.

Más informes: www.workana.com

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS: Lanzan espacios calificados para freelancers calificados en LatAm

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario