Las compañías deben convertirse en el lugar en el que todos quieren trabajar

9 de cada 10 líderes empresariales están convencidos de que cambiar las reglas, implementar una cultura que de propósito y autonomía a los empleados es un factor para el éxito.

“Convertirse en un negocio rentable no es suficiente. Es necesario ser una compañía en la que todos deseen trabajar”, aseguró Carolina Samsing, directora de Marketing para HubSpot Latinoamérica.

Horarios adaptables, home office, un mes sabático pagado cada cinco años, licencia parental sin importar el género o el tipo de paternidad, así como programas que les faciliten vivir más sanamente, son sólo algunos de los beneficios laborales a los que HubSpot recurrió para innovar y obtener el certificado de Great Place to Work.

Pero, ¿cómo esto rompe el status quo? De acuerdo con Katie Burke, Chief Culture Officer de la compañía, se debe a que brindar independencia y apertura para tener un mejor balance entre la vida personal y laboral crea empleados con total control sobre sus proyectos, capaces de hacer prosperar a sus equipos, así como a toda la organización.

“La libertad de lograr que su trabajo gire alrededor de su vida, y no al revés, forja confianza. Pero, más que eso, es lo correcto para lograr un ambiente saludable y feliz en el que las personas se sientan tanto motivadas, como comprometidas para superar cualquier expectativa”, explicó Burke.

En el caso de Latinoamérica, si bien algunos estudios revelan que 73.3% de las empresas muestra interés por impulsar una cultura flexible, las políticas y esfuerzos no han sido tan contundentes, ya que algunos países latinoamericanos encabezan las listas mundiales de más horas trabajadas, así como de los países con menor balance entre vida y empleo, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En ese sentido, las empresas que apuestan por la región deben poner el foco en cambiar la dinámica para aprovechar mejor su talento, amplificar sus habilidades y ayudarles a hacer mejor su trabajo.

“La llegada a Latinoamérica de nuestros nuevos headquarters estará acompañada del compromiso de promover una cultura de autonomía y flexibilidad en nuestro equipo, replicando todas las buenas prácticas que han funcionado en las otras siete oficinas globales. De esta manera no sólo ayudamos a las empresas a crecer mejor, sino que impulsamos a una generación de profesionales empoderados, satisfechos con su trabajo y con el potencial de mejorar el panorama de los negocios en la región”, concluyó Carolina Samsing.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS: Great Place to Work en el sector financiero

Te compartimos el siguiente video

Deja un comentario