Nivel de madurez digital en la banca

Aún con todos los avances tecnológicos y su imparable evolución, se registran desafíos que atrasan la innovación y las prioridades de inversión en la banca.

Según el informe Banca Digital en América Latina, elaborado por Technisys en sociedad con GMIX/Stanford University Graduate School of Business, analizaron las encuestas para comprender el estado de la banca digital en toda la región y evaluar a los bancos en dos dimensiones:

  1. Intensidad digital (ID): que mide cuán avanzadas son las iniciativas digitales dentro de una organización, lo que incluye procesos operacionales y ofrecimientos digitales.
  2. Intensidad de la gestión de la información (IGT): esto refleja la capacidad y aptitud de los ejecutivos superiores para realizar cambios en la organización con una visión clara, coordinación entre silos y una cultura lista para la digitalización.

La intensidad digital se midió por medio de las respuestas a preguntas específicas relacionadas con los canales, desafíos, concepto digital, aptitud digital relativa a otros bancos, inversiones, mentalidad y adopción digital. Por su parte, la Intensidad en la gestión de la transformación se midió por medio de las respuestas a preguntas que discutían la implementación, actitud, cultura y evaluación de las nuevas tecnologías.

3.-Matriz de madurez digital de Technisys e Índice de madurez digital de Technisys: se clasificó a cada banco participante en una de las cuatro categorías de la matriz, de acuerdo con sus respectivos puntajes en Intensidad Digital (ID) e Intensidad en la Gestión de la Transformación (IGT).

Las características descriptivas de las cuatro categorías son las siguientes:

. Digital Leaders: los bancos líderes digitales pueden ofrecer a sus clientes productos digitales avanzados junto con una arquitectura digital integrada y una cultura digital difundida en todas las divisiones del banco. En estos bancos, la gerencia promueve  la innovación digital en todo el banco y ofrece al equipo digital el apoyo y presupuesto necesarios para implementar soluciones digitales y omnicanales.

. Digital Branding: estos bancos ofrecen algunas herramientas digitales avanzadas, entre las que se incluyen las aplicaciones bancarias o las capacidades de pago móvil. Sin embargo, generalmente carecen de coordinación entre el silo digital y el banco como un todo. A pesar de poseer equipos digitales capaces, estos bancos todavía están atrasados en cuanto a la creación de una cultura digital y transformación general difundida.

. Conservatives: los conservadores demuestran una visión digital sólida y un reconocimiento desde la gerencia de que la banca digital es el camino a seguir. Sin embargo, estos bancos no han ofrecido todavía herramientas digitales avanzadas o recursos signifcativos dedicados a sus productos y plataformas de banca digital.

. Late Adopters: estos bancos carecen tanto de una cultura digital abarcadora como de productos de banca digital avanzada. Ofrecen productos digitales básicos como banca por internet y aplicaciones para teléfonos móviles, pero carecen de capacidades más  avanzadas tanto del branding digital como de los bancos líderes digitales

El estudio reveló que el porcentaje de los bancos de Digital Branding aumenta del 32% al 35%, mientras que los Conservatives disminuyen del 23% al 17%, lo que muestra el movimiento hacia iniciativas digitales y capacidades más avanzadas en el mercado y dificultades con la transformación de la cultura digital.

A pesar de la mejora continua, hay espacio para el crecimiento: solo el 22% de los bancos no categorizados como digitales (los Late Adpoters y los Conservatives) todavía no enfrentan una variedad de los desafíos: reticencia interna, inversiones escasas y falta de reglamentaciones para asegurar un campo de juego en igualdad de condiciones.

Más informes: www.technisys.com

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS: Seguridad y confianza: retos para la banca digital

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario