Un Starbucks será operado por adultos mayores

Con el objetivo de reintegrar personas de la tercera edad al mundo laboral, Starbucks inaugura la primera tienda en México en ser operada por un grupo de adultos mayores entre 60 y 65 años, la cual está ubicada en Corporativo Coyoacán, en la Ciudad de México. De esta manera, Starbucks celebra el propósito de ser una empresa multigeneracional que abraza la diversidad e inclusión, generando un equilibrio laboral entre jóvenes y adultos.

“Nos tomó dos años aterrizar el mejor esquema para contribuir con la comunidad de adultos mayores en México. Abrir las puertas de nuestras tiendas a baristas adultos mayores no era una meta, fue un acto de congruencia con la filosofía de inclusión de Starbucks”, manifestó Christian Gurria, director de Starbucks México.

Después de la transición gradual de la plantilla laboral y de haber capacitado a los nuevos colaboradores, la tienda Starbucks buscará brindar empleo a 120 adultos mayores para el 2019. Los partners adultos mayores contarán con beneficios adicionales a los que se brindan de manera regular como: seguro de gastos médicos, dos días de descanso y una jornada laboral ajustada a 6.5 horas por turno, entre otras.

Esta iniciativa se basa en el trabajo que realiza Starbucks México en conjunto con el Instituto Nacional de las Persona Mayores (INAPAM) desde el año 2011.

“De acuerdo con el INEGI, México tiene 12.4 millones de personas mayores de 60 años. Esa cifra constituye, aproximadamente, el 10 por ciento de la población total del país. Esta tienda es una buena práctica y ejemplo para que otras empresas se sumen a este modelo y, juntos, podamos crear más oportunidades para las personas adultas mayores que desean continuar una vida productiva, en beneficio propio y de sus familias”, señaló Aracely Escalante, Directora de INAPAM.

Dentro de los beneficios tangibles de incluir este sector en la plantilla laboral, destacan el impulsar el valor de tener un empleo, disminución de la rotación del personal, generan un ambiente laboral agradable, a la vez que transmiten su experiencia y desarrollo a los demás colaboradores.

“Quiero reconocer que cuando me invitaron a pertenecer a la familia Starbucks, estaba lleno de expectativas, las cuales han sido superadas, al encontrarme con una empresa que, además de vender café, es incluyente y socialmente responsable. Me siento sumamente orgulloso de pertenecer a ella”. Carlos Rodríguez, Partner Adulto Mayor.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS: Café sin popote, por el bien del planeta

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario