Reflexiones del Onceavo Congreso CLARES en Responsabilidad Social

El pasado 29 y 30 de agosto se llevó a cabo el XI congreso del Centro Latinoamericano de Responsabilidad Social CLARES, de la Facultad de Responsabilidad Social, en la Universidad Anáhuac México, con el título “Recursos Naturales, energía y resiliencia”, con 17 conferencias, 1 panel de expertos, 6 talleres y un espacio de Networking. En el marco del congreso también se llevaron a cabo dos eventos paralelos. La IV Edición de Feria de Comercio Justo, en la que participaron 30 empresas sociales, y la XI entrega de los premios CLARES que reconoce el compromiso y liderazgo de organizaciones y personas en responsabilidad social y sustentabilidad.

El congreso se conformó a partir de tres objetivos centrales: Promover la Responsabilidad Social, como eje transversal de toda acción que realizan las Empresas, Organizaciones de la Sociedad Civil y Gobierno; Promover la economía circular para hacer un uso eficiente y resiliente de los recursos naturales y de la energía; y Motivar la integración y el diálogo entre los participantes, con el fin de lograr una visión y gestión encaminada a una Generación de Valor e Innovación con Impacto Social.

El congreso también dio fruto en tres reflexiones fundamentales que enfrentamos como humanidad:

Las dimensiones del reto que supone la sustentabilidad es de tal magnitud que es preciso construir un Nuevo Sistema Económico basado en la Economía Circular; La Tecnología es causa directa la gran transformación social de nuestros tiempos, hacerla aliada de la sustentabilidad es la forma más inteligente para avanzar en la consecución del desarrollo. La responsabilidad social es la nueva institución con la cual la sociedad dispone para pensar un nuevo estilo de vida más armónico entre las personas, el dinero y la naturaleza.

La enfermedad que vivimos actualmente es una epidemia de estilos de vida y tiene su origen en los patrones de consumo, irresponsabilidad e indiferencia del ser humano tanto con sí mismo como con sus semejantes y con el ambiente.

La buena noticia es que la medicina la tenemos a la mano a través de la formación de los profesionistas como los ingenieros, financieros, ecólogos, médicos, licenciados en dirección en Responsabilidad Social y Desarrollo Sustentable, pero todos ellos deben ser personas socialmente responsables que trabajen en la construcción de un mundo respetuoso, tolerante, incluyente, innovador que busca el bien común.

Dr. Miguel Ángel Santinelli Ramos, Director de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS La Responsabilidad social aplicada es la vivencia de los derechos humanos

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario