Conoce la diferencia entre la incubadora tradicional y de alto impacto

Datos oficiales establecen que 7 de cada 10 empleos en el país son generados por las PyMEs, de ahí la importancia de brindar apoyo a los emprendedores para que logren establecer sus negocios con éxito.

La tarea de una incubadora es brindar la consultoría necesaria para que la empresa inicie operaciones formalmente con sus debidas inversiones en infraestructura, equipos y mobiliario necesarios. Sin embargo, existen dos tipos de estas entidades: tradicional y de alto impacto.

  • Tradicional: Busca la creación de proyectos cuyos requerimientos de infraestructura y operación son básicas y están enfocados en industria ligera, comercio y de servicios.
  • Alto Impacto: Apoya los proyectos de requieren innovación dentro de su estructura física y operación. Estos proyectos impacto directo en la economía y sociedad e incluso, es propenso a internacionalizarse.

Las universidades han desarrollado sus modelos propios de incubadoras de negocios pero son pocas las que tiene incubadoras enfocadas a desarrollar negocios de alto impacto.

La incubadora Cetys Universidad, es acreditada por la Secretaría de Economía y el INADEM en la región; está orientada a fortalecer la cultura empresarial donde se propicia la generación de empresas de alto valor agregado, empleos de calidad y de emprendedores generadores de cambio contribuyendo en el Desarrollo Económico del país.

Ha impulsado a sus alumnos a buscar financiamiento. Ejemplo de ello, el Fondo Francisco Gallego Mongue, premia proyectos con grandes miras a las comunidades de Baja California en las que realiza inversión de 200 mil pesos para que el proyecto inicie operaciones.

“Para nosotros es simplemente un honor ser testigos de cómo proyectos que combinen la tecnología y la innovación y tomen en cuenta el bienestar común o bien, impacten directamente en la economía del estado e incluso de toda una industria como lo es la vitivinícola en el estado de Baja California, esperamos que más proyectos con miras a impactar realmente y dejar huella participen en esta iniciativa”, apuntó Ulysses Moreno, Coordinador de la incubadora de CETYS Universidad.

VIFY fue el proyecto ganador de dicho fondo; un negocio dedicado a la manufactura de un monitor del proceso de maduración del vino en barrica, con un dispositivo que mide oxígeno, volumen y acidez de la uva en tiempo real.

Esta tecnología fue creada por el empresario Manuel Alejandro Suarez Arceo. Al ser Baja California un destino vitivinícola importante en el país, este dispositivo ayudará a los principales especialistas como etnólogos, vitivinícolas y toneleros para mantener las cosechas y reservas en el mejor estado y así, sus negocios prosperen aprovechando sus recursos al máximo.

La Incubadora de Negocios de Alto Impacto de CETYS, reconoce la importancia de abordar el tema del emprendimiento desde una perspectiva multidisciplinaria, alineada y contribuyendo a los esfuerzos y políticas públicas en los diferentes órdenes de Gobierno y en la Iniciativa Privada, fortaleciendo el Ecosistema de Emprendimiento e Innovación con Responsabilidad Social en el país.

El Fondo Francisco Gallego Mongue se da a lo mejor del emprendimiento en el estado de Baja California de manera anual, por lo que CETYS Universidad refuerza su compromiso de apoyar el desarrollo económico y fomentar el talento mexicano. Ha beneficiado a 10 empresas desde el 2012, con una cantidad total de 1 millón 900 mil pesos.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Las aceleradoras, incubadoras y coworking spaces conquistan a las industrias creativas

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario