Hay que promover mayor actividad individual y fomentar culturas saludables en las organizaciones: Aon

Permanecer sentados es una de las causas que generan problemas no contagiosos de salud, sobre los cuales los líderes empresarios son cada día más conscientes.

Quizás quiera ponerse de pie mientras lee este artículo, ya que demasiadas personas permanecen sentadas durante demasiado tiempo todos los días. Existe un consenso creciente que estar sentado demasiado tiempo tiene efectos serios sobre la salud física y mental de las personas y que las empresas podrían tornarse menos productivas como resultado de ello.

Puede que el problema sea más grande de lo que muchos piensan. Permanecer mucho tiempo sentado también se ha relacionado con la obesidad, dolores de espalda y la degeneración muscular. Algunos estudios han descubierto que estar demasiado tiempo sentados tiene un efecto negativo sobre la salud, por lo que cada vez más se busca promover y adaptar nuevos diseños en las oficinas que ayuden a mejorar la salud de los colaboradores.

Alrededor del mundo el 40% de las personas que sufren enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer no logran cumplir con la recomendación mínima para mantener una buena salud realizando 150 minutos de actividad física moderada semanal, de acuerdo con datos del equipo nacional de transformación de la salud de Aon en Estados Unidos.

“A través de los resultados de la Encuesta de Salud 2017 de Aon, hemos descubierto que las personas de los 31 a 40 años se preocupan más por su salud y actualmente las empresas en México están optando por promover el autocuidado de la salud y empoderar a los colaboradores para que participen activamente en un cambio cultural, enfocado en temas de bienestar, para lograr una mejor calidad de vida”, afirmó Mónica Ham.

Pero, ¿qué pueden hacer tanto los individuos, como las organizaciones para reducir el daño potencial que puede ocasionar el permanecer demasiado tiempo sentado?

Actualmente las compañías consideran con prioridad la ejecución de políticas tendientes al bienestar de la vida laboral de sus empleados. “En este contexto, el principal objetivo de Aon, es brindar programas integrales de salud y fomentar culturas de salud que se vean reflejadas en un mejor clima laboral, mayor productividad, disminución del ausentismo y menor rotación de personal”, aseguró la experta.

Recomendaciones de Aon para fomentar las culturas saludables en las empresas.

Todo cambio a llevar a cabo, será gradual y tendrá lugar en cuatro niveles:

1) Cambiar las actitudes culturales de las empresas

El desafío radica en el cambio de actitudes en las organizaciones.  El primer paso para promover un comportamiento más saludable radica en educar a los colaboradores en el sentido de no estar siempre en el escritorio, para traducirse en un verdadero beneficio para la empresa con un menor índice de ausentismo y reducción de gastos de cobertura de salud.

2) Promover mayor actividad individual

Para la mayor parte de los empleados, moverse más implica hacer pequeños cambios en sus rutinas diarias, tales como cambiar de postura física en forma regular, caminar para ir a ver a un colega en el piso de abajo en lugar de mandarle un correo electrónico, usar las escaleras en lugar del ascensor, o periódicamente dividir los periodos en que se trabaja sentado, realizándolo también de pie o en un escritorio más alto, de ser necesario.

3) Revisando las prácticas organizacionales

Quizás sea necesario enviar recordatorios de los gerentes de recursos humanos para promover este pequeño pero importante primer paso hacia un estilo de vida más saludable para los empleados, individualmente.  Las empresas podrían promover la actividad física recomendando a los empleados que caminen o se muevan cada noventa minutos.  Quizás puedan considerar elevar el nivel de seriedad con el que se aborda este tema, combinando la información acerca de los peligros potenciales de pasar demasiado tiempo sentado.

4) Promover cambios físicos en el ambiente de las oficinas

Los jefes también podrán promover que su equipo permanezca más tiempo de pie, haciendo cambios en la disposición de sus propios puestos de trabajo.  Podrían retirar algunas sillas de las salas de juntas para sugerir que las reuniones se hagan de pie; algunas empresas introducen caminadoras o pedales debajo de los escritorios para que los empleados muevan sus piernas. Un estudio reciente descubrió que los puestos de trabajo en los que se puede trabajar parado puede aumentar la productividad en hasta un 53%.

Tanto los patrones, como lo empleados apenas están comenzando a comprender los alcances totales de los riesgos de permanecer sentado durante largos periodos de tiempo. El interés y apoyo por parte de las empresas para tener vidas más saludables en sus empleados, bien podría representar el primer paso que se necesita para profundizar en este tema.

El equipo interdisciplinario de Aon ofrece una consultoría integral, potenciando sus resultados, evaluando las necesidades de cada cliente, acompañando y estructurando un programa integral para maximizar el beneficio que se brinda a los colaboradores, midiendo los resultados para dar continuidad y mejoras a cada programa.

Por: Mónica Ham, directora adjunta del área de siniestros y beneficios para empleados en Aon México.

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Informe Global de Aon sobre Tendencias en el nivel de Compromiso de Empleados 2018

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario