Riesgos de salud, principal factor de ausentismo laboral

La principal causa de ausentismo laboral son las afecciones de salud asociadas a dolencias músculo esqueléticas, lesiones, fatiga, malestar, y discapacidades que luego se reflejan en gastos médicos en la nómina de la empresa, o días pagos no laborados por reposos médicos.

Otro reflejo de la mala salud de los trabajadores se muestra en la reincidencia en tratamiento en la enfermería de la empresa para tratar dolores y molestias posturales. Cada oficina de recursos humanos puede revisar sus informes o estadísticas y podrá encontrar amplia documentación de lesiones relacionadas con la postura, tasas y costos asociados con el regreso al trabajo, etc.

Para reducir las lesiones que aumentan que representan a final de año un gran pasivo para la empresa, se debe realizar ciertos ajustes importantes más allá de contar con las medidas ergonómicas básicas. Humanscale, soluciones ergonómicas que mejoran la salud y la comodidad en el trabajo, enlista algunas acciones que se deben realizar en las empresas en todos los niveles de gestión.

Hay organizaciones que administran y monitorean cada mes los factores de riesgo, aumentando la seguridad laboral que mejoran la productividad y el rendimiento humano.

La revista de Ingeniería de la construcción en un estudio de 2016, reveló que los factores de riesgo más comunes se encuentran la realización de tareas muy repetitivas y de muy corta duración (el 47.8%), la necesidad de trabajar muy rápido (el 45.6%) y la necesidad de entregar trabajos con plazos muy estrictos o muy cortos (el 38.1%).

Otros factores de riesgos son: las posturas incómodas que adoptan los trabajadores al realizar actividades sentados o de pie y la implementación de todas las herramientas de trabajo. Todas estas actividades generan un estrés mayor en el cuerpo que se ve reflejada luego en los músculos, piernas, columna, caderas, cuello, hombros, etc.

Otro elemento clave consiste en establecer una responsabilidad para cada departamento, es decir, se debe desarrollar una imagen del riesgo actual que pueden padecer en cada parte del cuerpo el dónde y porqué se produjeron las lesiones en el pasado (procesos, estaciones de trabajo o tareas), la parte del cuerpo lesionada (espalda, hombro, muñeca, etc.) y, por último, la gravedad del problema a largo plazo. Estos indicadores ayudarán a concientizar a los trabajadores en el mejor uso de las herramientas de trabajo que poseen y las futuras que se adquieran en la organización.

Es importante revisar los recursos y las herramientas en los que se basa el proceso de mejora de la ergonomía. Humanscale ofrece herramientas sencillas, duraderas e intuitivas que no requieren de manual explicativo, y por su simpleza su adaptación a cada espacio podría incrementar automáticamente la responsabilidad sobre la salud propia y asimismo reducir las pérdidas monetarias a largo plazo.

El mayor valor y los mejores resultados que proporciona Humanscale provienen de un enfoque en el diseño y la ingeniería centrados en el ser humano. Con una buena ergonomía, las interacciones seguras y efectivas con los empleados se vuelven naturales e intuitivas.

Una evaluación de riesgo a tiempo, y la implementación de las herramientas adecuadas como las de Humanscale, ayudaría a resolver los problemas específicos que requieren una intervención inmediata, puede representar la mejora de la calidad de producción y mano de obra, generar mayor eficiencia en el trabajo, mayor cooperación e incrementar el ROI significativamente en muchas métricas de producción.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS La transformación del sector salud o e-Health

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario