4 elementos para crear equipo de trabajo

De acuerdo con Harvard Business Review y su investigación a más de 300 empresas, las aportaciones por parte de los colaboradores están desequilibradas, ya que sólo entre un 3% y 5% de los trabajadores son los que hacen las contribuciones de mayor valor para la empresa.

Una forma de corregir esta situación e impulsar la contribución de los colaboradores, es implementar técnicas que plasmen en papel las ideas de todos para resolver problemas y lograr los resultados esperados.

Post-it, la marca de notas adhesivas más famosa del mundo, realizó un estudio y descubrió que una persona tiene 42% más probabilidades de llevar a cabo una acción si la anota y la mantiene presente durante su día de trabajo.

A continuación, te presentamos cuatro técnicas que puedes implementar con tu equipo, sin invertir mucho dinero en recursos, que te ayudarán a promover la creatividad y colaboración.

  • Juego de la supervivencia

Porque no todo es trabajo, también hay técnicas para conformar equipos cohesivos con herramientas lúdicas. Divide a los participantes en equipos y plantea diferentes situaciones hipotéticas, como sobrevivir en la jungla, el desierto, una isla, etc.

Asigna a todos la misma lista de artículos de uso diario y reparte Post-it para que anoten la mayor cantidad de usos posibles para cada artículo en la situación en que se encuentren. El equipo que tenga la mayor cantidad de usos especiales para los artículos, sobrevive y gana. La meta de este juego es desarrollar el pensamiento crítico y creativo entre los miembros de los equipos y que se diviertan.

  • Técnica del Muro de Berlín

Divide el pizarrón o una hoja de rotafolio en tres espacios. Del lado izquierdo anota en un Post-it el problema que debe resolverse; del lado derecho usa otra nota de diferente color para especificar la meta que desean alcanzar. Y en el centro, con los Post-it de un tercer color, construye junto al equipo el Muro de Berlín.

Para formar ese muro, cada participante debe escribir los factores que a su juicio impiden solucionar el problema y alcanzar la meta. No importa la cantidad. Este método de resolución de problemas, creador por la doctora Karen Richter, les permitirá concentrar su atención en los obstáculos y trabajarlos por separado para derrumbar el muro. En muchos equipos puede ser más fácil desmontar las trabas en primer lugar, para luego encontrar la solución.

  • Análisis FODA

FODA significa Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas. Es un método de planificación estructurado que se utiliza para evaluar las cuatro características de un proyecto, producto, lugar, industria o incluso una persona.

Para que el FODA funcione, reúne a tu equipo y dibuja un cuadrante en un pizarrón o en una hoja de rotafolio Post-it. Determina el objetivo y nombra cada cuadrante con una de las letras: fortalezas y debilidades arriba; oportunidades y amenazas abajo. Reparte los Post-it entre tus compañeros de trabajo y pide que anoten y peguen las características/factores internos en la parte superior (FD); y las características/factores externos en la inferior (OA). Después podrán visualizar todos los factores, discutirlos, extraer conclusiones y finalmente tomar decisiones.

Este análisis se atribuye a dos profesores de la escuela de negocios de la Universidad de Harvard. También es conocido como DAFO o DOFA, y en inglés por sus siglas es SWOT.

  • La lluvia de ideas

La lluvia de ideas es una de las técnicas más populares y efectivas que siempre deben utilizarse para valerse de la creatividad de cada miembro del equipo y obtener sugerencias ingeniosas.

Reúne a tu equipo y si quieres invita a personas de otros departamentos que se destaquen por su creatividad. Presenta el tema principal, reparte varios Post-it® a los asistentes y da cinco minutos para pensar y anotar las ideas en cada nota adhesiva. Luego pégalas sin orden específico en la pared o pizarra, excluyendo las críticas o juicios. Léelas en voz alta y agrúpalas por categoría y tema. Elige el grupo que te parezca más apropiado para tu objetivo y comienza la discusión con los miembros del equipo para descartar o mejorar las ideas.

Este método se remonta a 1939, cuando un ejecutivo publicitario comenzó a liderar sesiones grupales porque estaba frustrado con la inhabilidad de un empleado para desarrollar ideas creativas.

Estos cuatro ejemplos representan una pequeña muestra de la cantidad de técnicas que mejorarán el trabajo colaborativo dentro de tu empresa, promoverán el apoyo entre trabajadores y aumentarán el cumplimiento de las tareas asignadas.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Cómo incrementar el nivel de un equipo de trabajo

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario