El robo a transporte representa pérdidas por 2, 500 mdp anuales

La Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV), calificó altamente preocupante el creciente índice de robo al transporte que se registra en todo el país, por su crecimiento del 100% durante el periodo 2012 a 2017.

De enero a la fecha, ha registrado 2 mil 569 eventos; lo cual representa un incremento del 41% en relación al mismo periodo del año anterior, y 110% de aumento respecto a 2015. Según cálculos de la organización, el costo de estos robos que los asociados han atendido de manera directa, supera los 2 mil 500 millones de pesos anuales, entre vehículos y mercancías.

Víctor Presichi Amador, el nuevo presidente de la ANERPV para el periodo 2018-2020, destacó la grave situación del robo a transporte; el Estado de México lidera con 671 hurtos, lo que representa el 36% de todos los eventos reportados por los clientes, seguido por Puebla con 580 ilícitos.

De acuerdo con estadísticas de la ANERPV y los reportes de sus clientes, los artículos más buscados por el crimen son: alimentos y bebidas procesados, vinos y licores, productos de higiene personal, ropa y calzado, fármacos y electrónicos de uso doméstico, principalmente por la alta demanda y fácil comercialización dentro de tianguis, mercados informales y movibles.

“Sin duda, terminaremos 2018 con incremento muy importante del 46% en comparación al 2017, pero no ha sido un crecimiento general en todo el país, hay ciertas zonas muy puntuales e identificadas donde se ha desbordado el robo de mercancías y combustible; particularmente Puebla, Veracruz, Michoacán y Guanajuato”, señaló Víctor Presichi.

Una de las principales estrategias de la delincuencia organizada es la utilización inhibidores de señal satelital conocidos como “jammers” y en cuanto a la zona neurálgica, respecto al robo de mercancía es el llamado “triángulo rojo” entre Amozoc, Córdoba y Tehuacán, aunque se podría hablar de todo el tramo comprendida entre San Martín Texmelucan (Puebla) y la Tinaja (Veracruz), tramo de aproximadamente 250 km donde está sucediendo más del 30% del delito.

Los asociados de la ANERPV atienden en promedio mensual poco más de 200 alertas por hurtos de camiones. El crimen organizado ha encontrado en el transporte de carga una “mina de oro”, ya que un atraco a un tráiler cargado puede representar un botín de más de 10 millones de pesos por evento.

Presichi Amador hace un llamado urgente a las Cámaras Legislativas la generación de leyes que prohíban y castiguen la libre comercialización, así como la portación de estos dispositivos por parte de civiles.

Lo anterior, debe sumarse a la propuesta de ley para declarar el robo al transporte de carga como delito grave, situación que permitiría detener de manera cautelar a los presuntos responsables, evitando que sean liberados de manera casi inmediata.

ANERPV se une a la moción del nombramiento de un Fiscal especializado contra el robo del transporte, posición que ayudaría a la atención expedita de los robos, así como la atención adecuada por parte de los ministerios públicos.

“Tristemente México enfrenta una severa crisis de inseguridad que permea en todos los sectores económicos por igual y la industria del transporte de carga es sin duda una de las principales afectadas. Este sector que representa el 5.9% del PIB nacional y 80% del negocio para las empresas que formamos parte de ANERPV”, agregó el presidente.

La tendencia del uso de tecnología satelital va en aumento, según estimaciones de la ANERPV, el sector crece anualmente entre 15 y 20%. Adicional al GPS instalado en los vehículos automotores, los empresarios vinculados al transporte hacen uso de todo tipo de herramientas de seguridad que van desde la custodia física, blindajes, equipos portátiles GPS “sembrados” en la mercancía, así como candados operados de manera satelital.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Piden frenar el robo de mercancías en transporte de carga

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario