Obtén financiamiento en 50 días

Las tarjetas de créditos no son una extensión del salario, no es efectivo adicional, solamente es un mecanismo distinto para disponer del dinero. Se trata de una herramienta útil siempre y cuando el tarjetahabiente sea responsable y organizado en su modo de gastar y pagar.

De acuerdo con Gerardo Obregón, Fundador y Director General de Prestadero.com, se puede tomar ventaja de las tarjetas de crédito para  financiarse 50 días tomando en consideración lo siguiente:

Conocer la fecha de corte. Es fundamental conocer la fecha de corte, ya que, si usa la tarjeta de crédito el día siguiente de la fecha de corte, entonces podrá obtener financiamiento hasta por 50 días más sin pagar ningún interés. Lo ideal es hacer un plan de consumos inteligentes que permitan el adecuado uso del plástico.

Conocer la fecha de pago. Saber cuándo se debe pagar el plástico es prioritario para hacerlo en la fecha indicada y no generar intereses. Esto toma mayor importancia cuando se tienen varias tarjetas de crédito, lo ideal es hacer un plan de pagos para no tener problemas financieros.

Una manera fácil de recordar ambas fechas es memorizar, anotar o programar una alarma en el calendario del celular, para así no olvidarlas y tener mejor control de sus plásticos. Con esto en mente, Obregón expone: El usuario debe tomar en cuenta lo siguiente: Si, por ejemplo, el 20 del mes es fecha de corte y el 10 del siguiente mes es el último día para pagarla:

Organizar consumos y realizar compras planeadas el 21 del mes para aprovechar los 30 días del mes más 20 días naturales para que puedas pagar tus deudas; es decir, 50 días sin generar ningún interés. En otras palabras, la fecha de corte es cuando el banco dice: “hasta aquí revisaré cuánto has gastado y lo pondré en tu próximo recibo”, este ciclo es de 30 días. Por ejemplo, si se compra un celular de $7,000 pesos posteriormente se tiene un periodo de gracia para pagar de otros 20 días aproximadamente, por lo que en realidad se puede financiar las compras hasta por 50 días.

“Por otra parte, se pueden aprovechar los beneficios de 6, 12 y 18 meses sin intereses siempre y cuando la adquisición de estos nuevos compromisos de pago te permita seguir siendo totalero; es decir, pagar la totalidad del saldo al corte. Hay que tener mucho cuidado porque si esta estrategia no se utiliza con mucho atención, y al final del plazo no puedes pagar el total, se generarán intereses a una tasa seguramente muy elevada”, comenta el directivo.

La importancia de cambiar la fecha de corte

La fecha de corte la marca la institución que otorga el plástico, pero en ocasiones se puede cambiar de acuerdo con la petición del tarjetahabiente. Te recomendamos  llamar a la institución y preguntar si es posible, aunque para ello, seguramente tu tarjeta debe de estar al corriente en sus pagos. Obregón resalta que lo importante es determinar la fecha óptima para el corte de la tarjeta de crédito en función de los consumos para tener más tiempo en hacer los pagos. Por ejemplo, si el grueso de las compras (pagar servicios, colegiaturas, ir al súper, compromisos) son a fin de mes, lo adecuado es que el día del corte sea anterior a estos días, de manera que no tenga que pagarlos en sólo 20 días, sino después de que vuelva a cortar en el próximo mes, lo que le permitirá contar con 30 días adicionales sin pagar ni un centavo en intereses por financiamiento.

Obregón concluyó: “El uso de la fecha de corte nos permite ganar tiempo y, si acaso, evitar algún cargo por atraso o financiamiento, pero esta ventaja no consiste en pagar menos, sino en pagar más tarde o en el momento del mes en que más nos convenga. Lo importante es evitar los costos de financiamiento que son particularmente elevados en estos productos.”

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS El Financiamiento clave de innovación en América Latina

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario